Lo más visto

Sube y sube

ÁGUILA GANÓ A LA UES AYER POR LA MÍNIMA DIFERENCIA Y CONTINÚA SU ASCENSO EN LA TABLA DEL APERTURA.
Enlace copiado
Sube y sube

Sube y sube

Sube y sube

Sube y sube

Enlace copiado
El Águila venció al Universidad El Salvador ayer, con un tanto de Ignacio Flores a falta de seis minutos. El gol llegó por la fórmula que intentó todo el partido: asistencia de Nicolás Fagúndez y definición en el área, de frente y abajo.

Desde el inicio del partido la visita tomó el control de las acciones, pero en ningún momento encontró el camino al gol, ante un local que siempre especuló a la contra y al error defensivo para generar fútbol en el medio campo rival.

El motor emplumado fue Nicolás Fagúndez, creativo desde la media cancha hacia el frente y dueño de todos los balones quietos en los tiros libres.

La primera llegada fue a los 7 minutos, Nicolás Muñoz recibió a la entrada del área y ahí, sin marca pero en incómoda posición, sacó un tiro desviado.

Por poco a la siguiente era Mckauly Tulloch quien acertaría en sus intenciones, pero un zaguero, desde atrás, le anticipó el balón y cuando quiso pegarle simplemente había sido absorbido.

En pegar bajo los tres postes el Águila tardó 12 minutos con un derechazo de Santos Ortiz desde afuera del área, a media altura y justo donde el arquero Morales se movía.

El UES, al minuto 18 demostró lo soso que jugaba. Fue en un avance libre de Marlon Trejo por la izquierda. El defensor bajó hasta el borde del área con marcas escarlatas a tanta distancia que cedió a Fagúndez por no tenerse fe de pegar a puerta y el 10 emplumado terminó por perderla en un mar de piernas.

El Águila, obvio que hacía más por posesión del balón y apuesta por el gol. Pero justamente ponerse en ventaja era hasta entonces lo que no sabía.

A los 26 minutos, justo cuando calentaban los fanales de luz, el UES llegó al colmo de recibir un golpe a puerta de Jimmy Valoyes, que de frente se descolgó desde la zaga para pegar a marco donde Morales aguantó sin gol.

En segundos Nicolás anotó el gol, pero en posición indebida y le fue anulado, y de nueva cuenta.

A falta de 2 minutos para el descanso, Ortiz pegó con pinta de celebración, pero la pelota fue pegada al ángulo superior derecho, pero por el exterior.

Tras el descanso, siguió el juego dividido y sin gol. Lo que apareció al borde del último cuarto fue la expulsión de Álvaro Lizama por doble amonestación, lo que dejaba al Águila en desventaja.

Pero como debió ser desde el inicio del partido, el Águila se fue en ventaja. Cuando le quedaban seis minutos de regla y vida al encuentro Fagúndez filtró balón para Ignacio Flores y este, solo ante Morales, se la picó a las redes.

Casi un minuto después pudo anotar el segundo Santos Ortiz, pero el balón se estrelló en la parte alta del larguero y se marchó por línea final.

Lee también

Comentarios