Lo más visto

Sueños de remontada

Real Madrid y Barcelona afrontan días decisivos tras las derrotas de la semana pasada en la Champions.
Enlace copiado
Enlace copiado
Real Madrid y Barcelona afrontarán la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones entre las dudas por sus pobres actuaciones en Alemania y la ilusión de retar a la lógica y completar una remontada con sus aficiones.

Solo dos sorpresas –una mayúscula y otra algo más factible– permitirían a los equipos españoles alcanzar la final de la Champions tras salir de Alemania esta semana con un saco de goles cada uno. El Borussia Dortmund goleó por 4-1 al Real Madrid y el Bayern Múnich atropelló al Barcelona por 4-0.

Sin embargo, las caras tristes fueron esbozando sonrisas para despertar la ilusión entre sus aficionados. “Nuestra fuerza eres tú”, reza el lema oficial del Real Madrid para el partido del martes en un repleto Santiago Bernabéu.

El Barcelona, por su parte, prepara un nuevo mosaico en el Camp Nou para el miércoles después de que su estrella, el argentino Lionel Messi, se reencontrase el sábado con su amigo el gol en el empate 2-2 ante el Athletic de Bilbao.

El Real Madrid ganó al Atlético de Madrid en el derbi de la capital española con un equipo plagado de suplentes. “La remontada empezó en el Calderón”, tituló ayer el diario Marca.

El argentino Ángel di María volvió a ser decisivo y el equipo dirigido por José Mourinho se demostró a sí mismo que es capaz de ganar sin su estrella, el portugués Cristiano Ronaldo.

El delantero se entrenó ayer de nuevo al margen de sus compañeros y su presencia ante el Dortmund permanece en duda. Sin embargo, la ambición del portugués y su impresionante trascendencia en el juego de su equipo –11 goles en la presente Champions– le apuntan no solo como titular indiscutible, sino como la principal y casi única vía para arrollar al Borussia.

El Santiago Bernabéu, donde el Real Madrid solo pudo empatar 2-2 con el Borussia en la fase de grupos con un gol en el último minuto, estará lleno esperando una remontada como las que realizó el club blanco a lo largo de su historia, unas goleadas que colmaron los periódicos madrileños desde el 4-1 de Dortmund. Ilusión por todos lados.

La Liga de Campeones es el gran reto del Real Madrid desde que en 2002 levantase su noveno trofeo. La eliminación el martes asestaría un duro golpe al proyecto de Florentino Pérez y Mourinho.

El Barcelona se encomendará a su afición y a la pierna izquierda de Messi, desaparecido los 90 minutos del duelo de ida ante el Bayern. Su estado físico le impidió ser el jugador rápido, trascendente y decisivo que es. Jugó y no lo hizo a su nivel.

Cuatro veces Balón de Oro, el crack argentino se desquitó el sábado con un golazo que llevó su inconfundible firma: balón pegado al pie, regates a diversos contrarios y zurdazo al palo largo y al fondo de las mallas. Jugó y lo hizo a su nivel.

“Cuando mejor esté Leo, mejor estará el equipo y más posibilidades tendremos”, analizó el segundo del Barcelona, Jordi Roura, el sábado.

La otra cara de la moneda azulgrana presenta a un equipo que concede muchos goles en defensa, la gran asignatura del Barcelona desde que Tito Vilanova tomó el mando.

Las opciones del Barcelona para eliminar al Bayern y alcanzar la final del 25 de mayo en el estadio de Wembley pasan en gran medida por no recibir ningún tanto.

Un balón a la red de Víctor Valdés el miércoles obligaría a Messi y compañía a marcar seis goles al potente Bayern, campeón de la Bundesliga, el equipo que infligió la derrota más dura al Barcelona, dominador europeo de los últimos tiempos. El desafío es enorme para los dos equipos.

Tags:

Lee también

Comentarios