Lo más visto

Más de Deportes

Superfavorito

Real Madrid recibe al Legia, el rival más débil de su grupo de Champions.
Enlace copiado
Superfavorito

Superfavorito

Superfavorito

Superfavorito

Enlace copiado
El Real Madrid intentará repetir ante su afición, frente al Legia de Varsovia en la Liga de Campeones, la intensidad con la que reaccionó en su visita al Real Betis (1-6) el pasado sábado, tras su mala racha de resultados.

En el Real Madrid, en función de su nivel de juego y del marcador, se pasa de una crisis de resultados con cuatro empates consecutivos –uno de ellos en Liga de Campeones en la visita al Borussia Dortmund–, a una racha positiva de partidos sin conocer la derrota.

El equipo de Zinedine Zidane lleva 22 encuentros invicto en todas las competiciones. No pierde desde que lo hizo ante el Wolfsburgo (2-0) en la ida de los cuartos de final de la pasada Liga de Campeones.

Sumado a que en el Santiago Bernabéu no cae en los últimos 14 partidos (12 triunfos y dos empates), y a que busca su octava victoria seguida como local en Liga de Campeones, la misión se antoja imposible para el débil Legia.

El equipo polaco, además, llega a Madrid en un momento irregular, con una sola victoria en sus cinco últimos encuentros y pagando el peaje de estrenarse en una fase de grupos de la competición más prestigiosa.

Instalarse de nuevo en una corriente positiva y golear es el único objetivo del Real Madrid ante el Legia. Trabajo e intensidad son las palabras más repetidas por Zidane y sus jugadores en las declaraciones. Son la clave para la reacción y tras ver cómo levantar el pie del acelerador cuesta dejar de ganar partidos.

Pese a su abrumador favoritismo, Zidane pidió máxima precaución para el encuentro y aseguró que “el partido va a ser 50-50”. “El partido va a ser 50-50 y lo que tenemos que hacer es empezar muy bien, complicarles desde el principio. Estamos en la misma competición y no hay diferencias”, dijo.

Lee también

Comentarios