Lo más visto

TÁCTICAS BLANCAS

Los hombres de ataque de Alianza tienen filo. La zaga sufre defendiendo balón aéreo.
Enlace copiado
TÁCTICAS BLANCAS

TÁCTICAS BLANCAS

TÁCTICAS BLANCAS

TÁCTICAS BLANCAS

Enlace copiado
El Alianza ha sido un equipo que ha cambiado poco su estilo a lo largo del campeonato. Lo que significa que ya hay una idea bastante clara de lo que pueden presentar los albos en la final.

Es un equipo que presiona en tres cuartos de cancha, que lleva la iniciativa y que prefiere atacar por las bandas. Cuenta con volantes de mucha llegada a gol, gracias a las coberturas de los laterales. Cuenta con una defensa rápida en el anticipo, pero frágil en los balones aéreos y a la que le cuesta improvisar cuando recibe un contraataque.

El fuerte de los capitalinos es el ataque. Comienza con dos delanteros como Zelaya y Guerrero, que saben pivotear y moverse sin balón para que los volantes tengan tiempo o espacio para acercarse a la meta contraria. Por las bandas tiene la velocidad de Cerén y de Portillo.

Luego Herbert Sosa aporta visión de juego y pases precisos, mientras que Álex Larín amenaza con su técnico y su cañón zurdo desde larga distancia. Atrás, Rodrigo Rivera es el encargado de dar la salida y Rudy Valencia de recuperar balones.

Se sabe con estadística en mano que el Alianza sacó mejores resultados de visitante que de local. A los albos les favorece cuando los rivales arriesgan.

Otra materia pendiente para los paquidermos es la defensa en los balones estacionarios. Ocho de los 18 goles que recibió llegaron por esta vía.

Lee también

Comentarios