TAMBIÉN SABE SUFRIR

Con dificultad, el Barça venció 0-2 al Levante y mantuvo su ventaja en Liga.
Enlace copiado
TAMBIÉN SABE SUFRIR

TAMBIÉN SABE SUFRIR

TAMBIÉN SABE SUFRIR

TAMBIÉN SABE SUFRIR

Enlace copiado
Un gol en contra del defensor David Navarro y otro tanto del uruguayo Luis Suárez le valieron al Barcelona para ganar, ayer, 2-0 en cancha del Levante, hilvanar su 28.º cotejo invicto en todas las competiciones y fortalecer su liderato de la liga española por la 23.ª fecha del campeonato.

Los azulgranas cuentan ahora 54 puntos por los 51 del Atlético de Madrid, que venció el sábado por 3-1 al Eibar y había igualado su puntaje de manera momentánea.

El Barça, que igualó el récord de partidos seguidos sin derrota del extécnico Pep Guardiola con la entidad y cuenta también 10 triunfos consecutivos, tiene además un partido pendiente por la 16.ª fecha contra el Sporting de Gijón, programado para el 17 de febrero.

El equipo dirigido de Luis Enrique no realizó un gran encuentro, pero el autogol de Navarro a los 21 minutos decantó la balanza que acabó de inclinar Suárez en los descuentos, con su 20.º gol del torneo y 36.º en el global de todas las competiciones.

El Levante dispuso de tres hombres de ataque para intentar amedrantar a un Barça que acusó la suplencia de Sergio Busquets en la construcción del juego, pero se las apañó para generar ocasiones y cobrar ventaja en la primera media hora del encuentro.

Lo que no consiguió el juego más académico de los visitantes lo materializó un desafortunado rebote, aunque el Levante no bajó los brazos y, con un fútbol bastante más rudimentario, gozó de hasta tres claras ocasiones. José García fue el primero en avisar con un tiro libre directo ligeramente alto y el colombiano Jéfferson Lerma protagonizó las dos siguientes, al cruzar en exceso en mano a mano con el chileno Claudio Bravo y asistir brillantemente una posterior escapada de José Luis Morales, quien impactó el poste izquierdo.

La pausa de poco sirvió al Barça, espeso en la elaboración, y poco inspirado en la delantera, mientras que los visitantes siguieron sumando méritos sin premio en un zapatazo lejano de Giuseppe Rossi, bien repelido por Bravo.

La entrada de Busquets por Rakitic sirvió para aliviar la presión y favorecer el juego combinado, con lo que llegó el gol de Suárez, tras un contragolpe conducido por Messi.

Reacción

Tras el triunfo, el entrenador catalán, Luis Enrique valoró el encuentro y el récord solo desde la condición de que consigan ganar títulos al final de la temporada. “Satisfechos del partido, muy completo, la actitud y el resultado, que fue justo. Tuvimos que trabajar desde el inicio y nos llevamos tres puntos que nos eran muy importantes. Hicimos el primer gol, pero seguimos creando ocasiones. Tengo una sensación maravillosa”, valoró el técnico Luis Enrique. “El récord sólo me importa si al final logramos títulos”, sentenció.

“Ganar sin jugar bien es una clave para crecer. Tiempo atrás se nos hacía muy difícil, pero supimos hacerlo y mantenemos las diferencias", sintetizó, por su parte, el argentino Javier Mascherano, sobre el triunfo blaugrana.

Lee también

Comentarios

Newsletter