Lo más visto

TRATA DE EXPLOTAR

Real Madrid se mide al Granada y busca alargar la racha sin derrota.
Enlace copiado
TRATA DE EXPLOTAR

TRATA DE EXPLOTAR

TRATA DE EXPLOTAR

TRATA DE EXPLOTAR

Enlace copiado
Después de iniciar 2017 con una rotunda victoria ante el Sevilla en la Copa del Rey y de enlazar 38 partidos sin perder, el Real Madrid estrenará hoy año en la Liga española con el objetivo de igualar los 39 encuentros consecutivos que el Barcelona se mantuvo invicto la pasada campaña. 

Todo parece a favor de los dirigidos por Zinedine Zidane, que acometerán el reto al calor de su hinchada y frente a un rival, el Granada, que ocupa la penúltima posición del torneo español con un único triunfo en la temporada.

“Los récords no son lo más importante”, afirmó ayer Zidane, antes de afrontar el duelo por la fecha 17.

A las órdenes del entrenador francés, los blancos comandan el campeonato español con 37 puntos, tres más de los que cuenta el Barcelona, que disputó un partido más.

“Nuestro objetivo es estar preparados para hacer otra vez un buen partido, aunque jugando cada tres días es poca la recuperación y poco trabajo”, señaló Zidane, que ante el Sevilla prescindió de piezas básicas en su once.

En la Copa, en el primer partido tras las vacaciones navideñas, el técnico galo, que ya contaba con las bajas de Pepe, de Sergio Ramos, Lucas Vázquez, Mateo Kovacic y Gareth Bale –ninguno de ellos estará disponible para el duelo de mañana–, prolongó el descanso del costarricense Keylor Navas, del francés Karim Benzema y de Cristiano Ronaldo, su gran estrella.

“Con 20 partidos en 70 días, él tiene que descansar de vez en cuando. Yo lo veo así y él también lo entiende, aunque siempre quiera jugar”, apuntó ayer el técnico francés en alusión al astro portugués, que previsiblemente regresará a su once ante el Granada.

Con su gestión del vestuario y de los minutos de sus jugadores, Zidane aspira a que el Real Madrid no repita el nefasto regreso a la competición que protagonizó tras lograr su anterior Mundial de Clubes, en 2014, y que le acabó costando una Liga que hasta las Navidades dominaba con solvencia, pero acabó teñida de azulgrana.

Víctima del Real Madrid en la Copa, el Sevilla tratará, por su parte, de recomponerse del varapalo ante los blancos también mañana frente al potente Real Sociedad.

Lee también

Comentarios