Lo más visto

Más de Deportes

Taparon el bache

El Real Madrid derrotó ayer al Málaga por 2-1 y cortó su racha.
Enlace copiado
Taparon el bache

Taparon el bache

Taparon el bache

Taparon el bache

Enlace copiado
El Real Madrid atajó ayer su fugaz crisis de resultados al superar por un ajustado 2-1 al Málaga en la decimonovena fecha de la Liga española con un doblete de Sergio Ramos, salvador de nuevo del líder en un disputadísimo duelo. 

Sobrado de motivación, el capitán blanco resolvió en dos jugadas de estrategia la difícil papeleta de los dirigidos por Zinedine Zidane que, tras dos derrotas consecutivas –en la Liga y en la Copa del Rey–, necesitaban un triunfo para despejar dudas, acallar críticas y mantener su ventaja respecto de sus perseguidores.

Con un partido menos que sus rivales, el Real Madrid supera ahora en cuatro puntos al Sevilla, que hoy visita al colista Osasuna, y en cinco al Barcelona, que también hoy se mide al Eibar.

Los líderes de la Liga se reencontraron con la victoria en un partido muy disputado, dominado por el Málaga por fases, y en el que Zidane optó por colocar a Nacho en el lugar de Danilo.

Ante su enojada hinchada, de nuevo Ramos tuvo que acudir al rescate de un Real Madrid que inició el duelo con un par de buenas ocasiones del francés Karim Benzema, pero que, poco a poco, vio cómo el Málaga le ganó terreno.  

Mientras el ataque blanco desfallecía, Chori Castro obligaba al costarricense Keylor Navas a esmerarse en dos remates envenenados. 

La lesión del brasileño Marcelo, sustituido por Isco a los 25 minutos de juego, tampoco ayudó a un Real Madrid momentáneamente superado por el equipo dirigido por el uruguayo Marcelo Romero.

La estrategia y Ramos se revelaron, entonces, como las mejores armas de los blancos.

Superada la media hora de partido, cuando el Málaga más apretaba, el capitán del Real Madrid se elevó por encima de toda la defensa andaluza para rematar de manera magistral un córner sacado por el alemán Toni Kroos.

Minutos antes del descanso, ambos futbolistas repitieron como protagonistas del segundo tanto blanco, una falta sacada por Kroos, mal defendida por la zaga del Málaga y rematada, por raso y desde el área chica, por el incansable Ramos, en posible fuera de juego.  

El gol subió al marcador y, con 45 minutos aún por delante, el duelo parecía sentenciado. Pero el Málaga no desistió, sin embargo, y superada la hora de partido, recortaron distancias ante un desfondado Real Madrid por medio de Juanpi. El mediocampista venezolano no desaprovechó un rechace de Navas.

Con el tanto, el Bernabéu se puso nervioso, y más cuando en el siguiente ataque malagueño Chori Castro obligó a Navas a lucirse. Desde entonces hasta el final del duelo, el Real Madrid puso más empeño para mantener la ventaja.

Lee también

Comentarios