Toda una vida de escarlata

Édgar “Kiko” Henríquez estudió, jugó y dirigió al plantel escarlata, al que dirigirá en el Clausura 2016. El técnico se siente como en su casa.
Enlace copiado
Toda una vida de escarlata

Toda una vida de escarlata

Enlace copiado
SAN SALVADOR. El primer equipo en Primera División para Édgar “Kiko” Henríquez, como jugador, fue Universidad de El Salvador, plantel al que dirigirá en el Clausura 2016.

Fue para la temporada 1985-1986. Llegó a la representación escarlata por recomendación del entrenador chileno Leonardo Salas. Lo hizo después de un paso con el Salvadoreño de Armenia, en Segunda categoría.

Ese equipo, conformado por Milton Huezo, Raúl García, Harry Bran y otros, hizo un gran esfuerzo en liga de privilegio, pero no pudo evitar el descenso junto a José María Gondra (UCA) y Soyapango.

Después de eso, “Kiko” tuvo que irse a Chalatenango, equipo que le serviría para llegar luego a ese Firpo que se ganaría un nombre al cierre de la década de los ochenta. Después de eso, el volante nacional no volvió al equipo en su faceta de jugador. El Roble y Alianza son los planteles que le abrieron las puertas para cerrar su carrera deportiva.

EN LAS CLASES

Pero antes de llegar al plantel escarlata, Henríquez tuvo un paso por las aulas del mayor centro de estudios en el país. Fue en 1983 que se inscribió en la Facultad de Humanidades para estudiar la carrera de Psicología, pero fue solo por un año. Por razones personales, decidió dedicarse de lleno a su carrera de futbolista.

“Yo tenía un trabajo fuera del fútbol que me chocaba con los estudios”, aseguró Henríquez.

Luego de cerrar su carrera como jugador al cierre de la década de los noventa, Henríquez tomó los cursos como entrenador. Por el tema de las casualidades, el UES fue el equipo que le abrió las puertas para su faceta como estratega. Pero fue en tercera categoría, antes de que los estudiosos volvieran al circuito mayor en 2010, por la vía deportiva.

Luego, en 2011, solo con un año de haber retornado a liga mayor, es el turno para que “Kiko” llegue el banquillo de los escarlatas. Era el primer turno para el estratega en esa liga. “Me siento tremendamente vinculado a lo que UES representa para mí”, aseguró el timonel. En su primera etapa al frente de los estudiosos dirigió 12 duelos, ganó dos, empató seis y perdió cuatro.
De cara a su segunda intervención con los académicos, el panorama no es fácil para Henríquez. El plantel es último en la tabla acumulada.

DURO RETO

La dirigencia le ha puesto como primer objetivo salir de los últimos lugares y pensar en uno de los ocho boletos a cuartos de final. “Para mí es como un reto el haber tomado a este equipo. En la acumulada tenemos el inconveniente de ser últimos, pero las diferencias son estrechas”, dijo.

Fue en tercer ciclo cuando el exvolante recibió el apodo de “Kiko”. “Ese sobrenombre no es de la época de cuando jugábamos en Primera. Tenía que haber sido Enrique, Quique, pero soy Henríquez de apellido y por alguna razón me quedó ‘Kiko’”, confesó.

“Creí que no se me iba a seguir diciendo así, pero en la parte deportiva se me sigue diciendo. Pero es algo que a mí nunca me ha disgustado. La gente me conoce así también”, aseguró el estratega nacional.

Tags:

  • edgar henriquez
  • primera division
  • ues
  • clausura 2016

Lee también

Comentarios

Newsletter