Triunfo de orgullo

La Azul de playa derrotó a España y se quedó con el segundo lugar de la Copa Pilsener.
Enlace copiado
El más valioso.  Frank Velásquez fue galardonado ayer como el jugador más valioso de la Copa Pilsener, en la que El Salvador acabó en el segundo lugar.

El más valioso. Frank Velásquez fue galardonado ayer como el jugador más valioso de la Copa Pilsener, en la que El Salvador acabó en el segundo lugar.

Apoyados.   La selección salvadoreña de nuevo contó con el apoyo de la afición en el cierre de la Copa Pilsener de fútbol playa.

Apoyados. La selección salvadoreña de nuevo contó con el apoyo de la afición en el cierre de la Copa Pilsener de fútbol playa.

Triunfo de orgullo

Triunfo de orgullo

Enlace copiado
La Azul playera logró cerrar una gran participación en la Copa Pilsener 2013 y –con un triunfo de 3-2 ante España– consiguió devolver en gran manera el apoyo mostrado por la afición en los tres días que duró el campeonato.

La selección salvadoreña salió a la cancha con la obligación de sacar un resultado positivo que significara un premio para la afición, que en los días anteriores de la competencia colmó el estadio en la Costa del Sol, sabiendo que el triunfo de Paraguay ante Costa Rica le daba el título a los suramericanos.

No pasaría mucho tiempo para que los salvadoreños abrieran el marcador después de una gran jugada personal de Frank Velásquez, quien fue elegido como el Jugador Más Valioso del torneo. Pese a la estirada del meta Juan Donaire, el gol fue coreado por toda la afición. Era el 1-0.

Algo había cambiado en este partido, porque la selección salió más aguerrida que en los anteriores encuentros y eso se notaba. Cada pelota era peleada como si fuera la última. El técnico Rudis Gallo lo dijo el viernes: “No basta con jugar con garra, hay que pelear cada balón como si fuera el último”. Los jugadores lo demostraban.

El segundo en la cuenta nacional llegaría bajo la derecha del goleador Walter Torres, que en medio de la primera mitad aumentaba la ventaja. La fiesta continuaba.

España no generaba y no reaccionaba. Por otro lado, la buena marca de Elías Ramírez impedía que los europeos concretaran el peligro. Mientras tanto, la figura del delantero español Amarelle no aparecía.

Gallo apostó en la titularidad por el juvenil Herbert Ramos y funcionaba, porque el meta no dejaba escapar ningún balón y lucía seguro bajo los tres postes. Así culminaría la primera parte.

En el segundo período, los de casa mantendría la misma dinámica. Ahora, la zona defensiva era conducida por Wilber Zavala. El tercero para los nacionales lo haría Tin Ruiz, quien desbordó hacia el centro del área para dejar tirado al delantero Amarelle, quien fue un espectador en el disparo del diez salvadoreño 3-0.

El defensor José Cintas, sin embargo, conseguía descontar para la Roja. Con el paso de los minutos, lejos de disminuir la dinámica, la selección mantenía el ritmo y se veía fresca, sobre todo porque el timonel Gallo apostaba por las rotaciones, para dar un mayor respiro a piezas clave como Walter Torres, Elías Ramírez, Velásquez y Ruiz. Eso era bueno para las aspiraciones de nuestra selección, que con la llegada de nuevas piezas al equipo ha podido lucir un juego más fluido y moderno.

Sobre el inicio del tercer período, la figura del partido no era otro que Herbert Ramos, quien dejó claro por qué se apostó para él en este partido, ya que ayudó a evitar que los españoles pudieran acercarse en el marcador.

Por otro lado, España nunca terminó de adaptarse en el terreno de juego, ya sea por fallas propias o por el buen juego que la selecta desplegaba hasta ese momento. Sin embargo, la selecta fallaba ocasiones que al final comenzarían a pasar factura, ya que un error en la zona baja de la Azul le permitió a Lloren Gómez poner el segundo para los ibéricos.

Todavía había tiempo, y ahora los españoles estaban a uno. Pese a la gran preparación que los de Gallo han tenido desde inicio de año, el cansancio poco a poco comenzaba a hacer presente sobre la mitad de la última parte, como era normal, por lo que El Salvador apostó por cuidar más el trato del balón.

El DT Azul reprochaba desde las gradas a sus jugadores para que probaran a distancia y buscaran el arco rival. Faltaban dos minutos y el partido se volvía de alta tensión. Un gol pondría el empate en el juego y el alargue, mientras que la Azul no terminaba de concretar las opciones de gol que se le seguía negando a Frank Velásquez, quien abandonó antes del cierre.

A falta de dos minutos, los presentes en la Costa del Sol se volcaron a apoyar a los de casa, mientras que el nombre de Herbert Ramos comenzaba a quedar marcado en una tarde en la que se convirtió en figura al detener todo lo que los europeos creaban.

El Salvador se cerraba y apostaba por reventar todos los pelotazos que se asomaban en el área. Al final, los nacionales se llevaron un importante triunfo que, pese a no lograr el primer lugar en la copa, augura un buen futuro para los nuestros en el premundial de Bahamas donde buscarán su cuarta clasificación al hilo a la copa del mundo luego de participar en Marsella 2008, Dubái 2009 y Rávena 2011.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter