Lo más visto

Más de Deportes

UN VECINO INCÓMODO

El derbi de Madrid atrae la atención en el reinicio de la Liga de España.
Enlace copiado
UN VECINO INCÓMODO

UN VECINO INCÓMODO

UN VECINO INCÓMODO

UN VECINO INCÓMODO

Enlace copiado
Atlético y Real Madrid protagonizarán hoy la cita estelar de la jornada 12 de la Liga española, con un clásico al que los rojiblancos llegan obligados ante un rival que defenderá liderato y condición de invicto.

El estadio Vicente Calderón presentará un impresionante aspecto en su último clásico madrileño de la Liga española, pues el Atlético se mudará la próxima temporada al nuevo estadio de La Peineta. Y aunque quedan muchas jornadas para el final del torneo, el partido es de máxima exigencia para el local.

Como si fuera una broma del destino, ahora que el Atlético recibe elogios por su juego es cuando más echa de menos los puntos. Está a seis del Real Madrid y una derrota lo alejaría mucho de la cabeza, aunque también es cierto que en este comienzo de Liga ya jugó contra los equipos más fuertes.

El equipo blanco regresa a un campo que le es ingrato en el pasado reciente, pues no gana en el Vicente Calderón desde 2013. El técnico rival, Diego Simeone, sabe cómo desactivar al Real Madrid. De hecho, la única derrota en Liga de Zinedine Zidane como entrenador blanco fue precisamente ante el Atlético. Ahora el francés se estrena en el campo rojiblanco, justo en un momento en el que su equipo recibe críticas por el juego. 

El Atlético sumó 13 de los 15 puntos jugados en su campo esta temporada. Con 18 goles a favor y cuatro en contra, ningún equipo alcanza semejantes cifras como local. Los puntos se escaparon en las visitas.

El Real Madrid es el mejor equipo fuera de casa, pues solo cedió un empate en cinco partidos, pero hace tiempo que se cuestiona su solidez y solvencia para gobernar encuentros. El Vicente Calderón supone todo un desafío para tan debatida falta de fortaleza.

Finalmente, el Atlético podrá contar con Antoine Griezmann y el Real Madrid tendrá a Karim Benzema, por lo que los entrenadores podrán alinear a sus apreciados “tridentes” ofensivos. La cuestión es ver dónde sitúan las piezas en el tablero.

Simeone quizás ponga Yannick Carrasco y a Kevin Gameiro junto a Griezmann, mientras Koke, Gabi y Saúl formarían en el centro del campo. Pero igual el argentino prefiere sumar un jugador más en esta zona o, en todo caso, retrasar la posición de alguno de sus puntas para formar mayoría en el centro y apretar desde ahí.

Salvo sorpresa, en el Real Madrid estará la “BBC” formada por Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo, mientras el centro del campo quedaría para Luka Modric, Mateo Kovacic e Isco. Al final Carlos Casemiro no se pudo recuperar a tiempo y se unió a la conocida ausencia de Toni Kroos. En cambio, Zidane sumó a Sergio Ramos para la defensa, después de casi dos meses de baja por un esguince de rodilla.

El duelo individual del encuentro lo protagonizarán Cristiano Ronaldo y Griezmann, dos de los candidatos más firmes al próximo Balón de Oro. Un aliciente más para un partido estelar que puede ofrecer síntesis relevantes, aunque no definitivas.

Lee también

Comentarios