Lo más visto

Más de Deportes

USADA contraataca y pone plazo al "incinerador" Armstrong

El jefe de la USADA reveló en el programa del domingo datos incluidos en la sentencia de por vida por doping que le impuso a Armstrong en octubre del año pasado, pero también dejó detalles que ahondan en el perfil del ex ciclista texano como intimidador.
Enlace copiado
USADA contraataca y pone plazo al

USADA contraataca y pone plazo al "incinerador" Armstrong

USADA contraataca y pone plazo al

USADA contraataca y pone plazo al "incinerador" Armstrong

Enlace copiado
La confesión de Lance Armstrong ante Oprah Winfrey no ablandó el corazón del jefe ejecutivo de la USADA, Travis Tygart, que marcó al ex ciclista la fecha límite del 6 de febrero para hablar y poner fin así a una guerra que incluye amenazas de muerte.

Tygart, jefe ejecutivo de la Agencia Antidoping de Estados Unidos (USADA), dejó claro en el programa "60 Minutos" de la cadena CBS el domingo que no cree a Armstrong, e insistió en la connivencia del ex ciclista estadounidense con la UCI (Unión Ciclista Internacional), negada en la confesión televisiva. Tygart es a Armstrong lo que Eliot Ness a Al Capone.

La lucha es cada vez más un cara a cara y para ello el dirigente cuenta con el escaparate del prestigioso "60 Minutos", decidido a no dar descanso al que fue héroe americano.

El jefe de la USADA reveló en el programa del domingo datos incluidos en la sentencia de por vida por doping que le impuso a Armstrong en octubre del año pasado, pero también dejó detalles que ahondan en el perfil del ex ciclista texano como intimidador.

Tras hablar con muchos testigos, Tygart se percató del temor que infundía el ex ciclista entre sus ex compañeros.

"¿Qué podía hacerles?", preguntó el entrevistador de "60 Minutos", Scott Pelley. "Incinerarlos", respondió Tygart con una media sonrisa. Tygart también reveló las amenazas de muerte sufridas desde que emprendió la impopular tarea de derribar el mito.

"Emails, cartas, anónimos. La peor (amenaza) probablemente fue la de poner una bala en mi cabeza", dijo el dirigente, que lo denunció ante el FBI.

Por todo ello, el "Eliot Ness" del doping no usa de manera casual la palabra "omertà", término siciliano que define la ley del silencio que rodea a la mafia. "Creo que hay partes en este esquema que fueron dirigidas como la mafia", aseveró a "60 Minutos".

Tygart le dio plazo a Armstrong hasta el 6 de febrero para que testifique bajo juramento contra todos los que estuvieron envueltos en lo que él llama el "gran atraco". Sólo así podría ver reducida su sanción, que él define como "pena de muerte", a ocho años.

Pero el ex ciclista no parece dispuesto a hacerlo. "Para lograr el objetivo de 'limpiar el ciclismo' debe ser ante la AMA (Agencia Mundial Antidoping) y la UCI, que tienen la autoridad global para hacerlo", expresó el fin de semana en un comunicado Tim Herman, abogado de Armstrong, según los medios estadounidenses.

El texano, como ya apuntó en la entrevista con Winfrey, prefiere hablar ante la comisión de la "verdad y la reconciliación" puesta en marcha por la UCI. Pero a Tygart se le dibuja una sonrisa cuando escucha que la UCI va a dirigir el proceso de limpieza.

Y es que el jefe de la USADA insistió en que Armstrong contó con ayuda "desde dentro" y "acceso especial" a información y laboratorios, lo que le ayudó a superar los tests y no dar nunca positivo.

"El acceso que ellos tenían a información desde dentro sobre cómo funcionaban los tests, qué tests se realizaban en qué momento, el acceso especial al laboratorio... Estaba en un escenario de juego completamente diferente al del resto de deportistas", dijo en "60 Minutos".

Tygart contó cómo el director de un laboratorio suizo, Marcial Saugy, admitió que tras descubrir un test sospechoso de Armstrong en 2001, la UCI le pidió que se reuniera con el ex ciclista y su director de equipo, Johan Bruyneel.

El dirigente aseguró que en la reunión les explicó "el procedimiento para el test de EPO", lo que ahora niega Saugy, que sí admite que hubo un encuentro. "Creo que la participación (de la UCI) para que él (Armstrong) sacara adelante este atraco fue mucho más profunda de lo que está dispuesto a admitir", agregó Tygart.

El jefe de la USADA también cree que la confesión de Armstrong de que se dopó hasta 2005, pero no tras su regreso al ciclismo, responde a una estrategia de evitar cualquier acción penal, e instó al gobierno de Estados Unidos a que se una a la demanda por fraude contra el equipo ciclista US Postal presentada por el ex corredor Floyd Landis.

Y es que el jefe de la USADA quiere que Armstrong pague por todas las vías posibles porque considera que si el ex ciclista es el ganador de esta guerra, el efecto en el deporte sería "enorme".

"Los deportistas sabrían que algunos son demasiado grandes como para caer. Que si uno llega a ser muy grande, muy popular y muy poderoso, si uno lo hace muy bien, nunca pagará".

Tags:

  • USADA
  • Lance Armstrong
  • FBI
  • Dopaje
  • Tour France

Lee también

Comentarios