Lo más visto

Más de Deportes

Un experto en misiles

Nicolás Fagúndez ya marcó cuatro goles de larga distancia en lo que va de torneo.
Enlace copiado
Un experto en misiles

Un experto en misiles

Un experto en misiles

Un experto en misiles

Enlace copiado
El volante uruguayo Nicolás Fagúndez se ha vuelto sensación por su zurda prodigiosa, la que le ha otorgado nueve de los 21 puntos que ha sumado el Águila en lo que va del torneo Apertura 2016. La excepción fue el miércoles pasado, cuando le marcó un golazo al Pasaquina de visita, pero el cuadro emplumado terminó el encuentro con una derrota.

Con cuatro goles en el torneo, todos ellos ejecutados de manera excepcional, Fagúndez es el máximo goleador emplumado de un equipo al que le ha costado el gol durante las 14 jornadas que ha disputado: apenas 13 goles.

Si le quitamos los goles del volante Fagúndez al Águila, el conjunto de Edgardo Malvestitti tendría ocho puntos menos, 13 para ser exactos. Estaría al borde de quedarse fuera de la zona que lleva a los cuartos de final.

“Tiene el talento que caracteriza a todo el jugador uruguayo. Su manera de pegarle al balón es única, se disfruta verlo en todos los partidos”, comentó el charrúa Darío Larrosa, exjugador y ahora director deportivo de Águila.

Darío, también uruguayo, fue otro quien contó con una pegada envidiable en su época de jugador. “Son momentos diferentes, cada quien tiene su estilo, pero él cuenta con algo especial que lo hace diferente. Esperamos que continúe así por bien del equipo”, manifestó Larrosa.

Henry Romero, defensor emplumado, es otro con buen manejo a la hora de cobrar tiros libres. Antes de Fagúndez, el zaguero nacional era el encargado de patear los balones quietos.

“Lo ha venido haciendo bien. Siempre y cuando aporte a favor del equipo estará bien. Últimamente ha estado enrachado”, apuntó “el Catracho”.

En la misma tónica opinó el técnico argentino “Chueco” Malvestitti, halagando a su 10, pero también con cierta cautela. Todavía considera que su equipo no depende de un solo jugador, sino del rendimiento de un colectivo.

“En las prácticas ensayamos los tiros libres, en las prácticas siempre estamos atento a la reacción de los jugadores. Hay otros miembros del plantel que también le pueden pegar bien al balón”, comentó “el Chueco”.

Por su parte, Fagúndez se conforma siempre y cuando aporte al objetivo colectivo del club.

“Es bueno tener esos números, que te salgan bien las cosas, pero por encima está el bienestar del club. Ahora me toca a mí, otro día puede ser ‘Catracho’, Lizama quien anote, todos tienen capacidad”, mencionó Fagúndez apenas horas después de haber marcado un golazo al Pasaquina luego de que un córner que él mismo cobró le quedó en los pies tras un rechazo y desde ese sector infló las redes con un misil.

De momento, Fagúndez lidera esta estadística en balones parados.

Lee también

Comentarios