Un juego lleno de polémicas

El árbitro no pitó un penalti para el PSG por mano de Javier Mascherano y se tragó el piscinazo de Suárez en el área.
Enlace copiado
Enlace copiado
La emocionante remontada del Barcelona no estuvo libre de las polémicas arbitrales. Es más, estas marcaron el destino del encuentro.

El central alemán Deniz Aytekin dejó pasar una mano clara en el área de Javier Mascherano, cuando el Barcelona ganaba 3-1 en el segundo tiempo. Esa pena máxima pudo haber matado las aspiraciones del cuadro azulgrana antes de la remontada.

Antes, en el penalti que significó el 3-0, había Aytekin había señalado un saque de puerta, pero luego el juez de línea de gol lo corrigió y le indicó que había falta en el área sobre Neymar.

El error más grave en el partido de ayer que cometió el juez alemán fue en el minuto 90, cuando señaló un penalti a favor del Barcelona por falta inexistente sobre el delantero uruguayo Luis Suárez. Eso le abrió las puertas al cuadro azulgrana para la remontada sobre el final.

El juez germano también se guardó la segunda amarilla para Neymar, para Suárez, del Barcelona, y para Rabiot y para Matuidi, del PSG.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter