Lo más visto

Un legionario por cada 25 extranjeros

La primera división ha tenido 587 extranjeros en 18 años y apenas ha exportado 24 jugadores.
Enlace copiado
Un legionario por cada 25 extranjeros

Un legionario por cada 25 extranjeros

Enlace copiado
SAN SALVADOR. El lunes anterior la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) avaló que los equipos de la primera división aumenten a cuatro la cuota de jugadores extranjeros que pueden inscribir para la temporada 2016-2017, con la intención de dar mayores opciones a los equipos que competirán en el máximo circuito.

Ante esa decisión algunos equipos como Sonsonate y Chalatenango ya trabajan en la evaluación para reforzar a su plantel de cara al próximo semestre, puesto que de los ocho puestos que ambos equipos contabilizan, solo un jugador mantendrá su puesto, Bladimir Díaz, con los norteños. Los siete restantes serán caras nuevas con camiseta nueva.

Otros clubes, como Luis Ángel Firpo y FAS, han abierto también las puertas a nuevas caras en nuestro fútbol con la esperanza de encontrar un refuerzo que permita a ambos dar el salto de calidad que no tuvieron en el pasado Clausura 2016, en el que se quedaron con las ganas de llegar a lo más alto.  La mira apunta a Argentina en los dos casos, aunque de momento no se han confirmado.

Cocoteros, norteños pamperos y tigrillos son solo cuatro casos de los equipos de primera división que a lo largo de 36 torneos cortos han tenido un paso de  587 futbolistas extranjeros –algunos ya jugando como nacionalizados salvadoreños– en sus filas, una cifra exorbitante, abrumadora y que en promedio significa que en cada torneo ha habido cerca de 16 nuevos extranjeros en la primera división. Es decir, cerca del 40 % de los foráneos es renovado torneo a torneo.

En realidad es una cantidad bastante alta y que contrasta diametralmente con la cantidad de jugadores salvadoreños que han emigrado a ligas en el exterior: apenas 27 en 19 años,   tres de ellos (Guillermo Rivera,  Carlos Castro Borja y Julio “Tigrillo” Hernández), en 1999.

Los restantes 25 se han distribuido en los últimos 16 años en ligas como Guatemala, Honduras, Panamá y segunda y tercera división de Estados Unidos. Otros, como Léster Blanco, Andrés Flores, Rafael Burgos y Nelson Bonilla cruzaron el océano y llegaron a Europa, aunque de ellos solo Bonilla ha logrado consolidarse después de dos buenas temporadas en Rumania y Azerbaiyán.

En una relación directa entre importación y exportación, el futbolista nacional sale goleado. Por cada 100 extranjeros que llegan al país para reforzar equipos, cuatro salvadoreños se convierten en parte de un equipos en el exterior, aunque no sean ligas o clubes de primera categoría.

AVES DE PASO
Sin embargo, dentro de estos universos, existe otro dato más llamativo y preocupante. Apenas el 65 % de los extranjeros que se han enfundado la camiseta de los 26 equipos que han existido en la primera desde el surgimiento de los torneos cortos –en agosto de 1998, con el torneo de Copa ganado por Alianza– ha tenido participación en más de nueve juegos. El resto, 225 en total, vieron minutos en apenas la mitad de un torneo o menos.

En palabras de entrenadores y dirigentes, “el extranjero debe venir a marcar diferencia, a enseñar, a dejar escuela y a tener una conducta de la mejor manera", tal como lo señaló recientemente José Vidal Hernández, presidente de la Primera División,  pero a la luz de los datos, la cuota de diferencia y enseñanza ha quedado pendiente en más de un tercio de los elegidos para  la primera división, sin importar su procedencia.

El caso más reciente fue el del jamaicano Keythy Simpson, quien con Águila apenas disputó tres partidos y sumó 242 minutos. Luego dejó su puesto para la llegada del puertorriqueño Héctor Ramos, algo que la junta directiva del equipo negronaranja argumentó como “decisiones técnicas”, luego de haber tenido una diferencia con el entrenador Juan Ramón Sánchez y su director deportivo Rodolfo Góchez, a los que responsabilizaron de la contratación del caribeño, aunque el entrenador aseguró que su descarte se debió a una lesión que le imposibilitaba mostrar todas sus condiciones.

APUNTAN AL DIRIGENTE
A criterio del presidente de la Asociación de Entrenadores de Fútbol de El Salvador (AEFES), Douglas Vidal Jiménez, estas estadísticas reflejan que en muchas ocasiones el proceso de elección no se realiza con criterios técnicos “y es el dirigente el que contrata a los extranjeros después de verlo en videos de varios años atrás y en los que obviamente no se va a poner nada malo. Al final todo responde a que el extranjero que llega a nuestro fútbol es malo porque tampoco se cuenta con el dinero para pagar un mejor jugador como sí pasa en otras ligas como México o Costa Rica y eso se ve reflejado en la Concachampions”.

A partir de esto, la relación entre el jugador salvadoreño que poco sale al exterior y el extranjero que llega a la primera se ve afectada también por la calidad de elementos con los que se trabaja en el balompié nacional, aduciendo que el trabajo formativo en las bases tampoco es de  calidad, algo que se refuerza con las palabras de Hernández, quien manifiesta: “El jugador nacional ha perdido muchas situaciones que en antaño se tenían. Ese carácter, ese pundonor, ese esfuerzo y (al jugador nacional) hay que meterle competencia. Lo que debemos hacer como parte dirigencial es equivocarnos lo menos posible en el extranjero que venga a nuestros equipos”.

Sin embargo, esa competencia se ha visto estancada, aunque desde la visión de la  FESFUT,  a través de su director, Hugo Carrillo, la idea de volver a ampliar el número de extranjeros, algo solicitado por la Primera División, es para ofrecer un mejor espectáculo a los aficionados, puesto que esa es la idea generalizada en los presidentes de los equipos.

“Nosotros como federación teníamos la potestad de avalar o negar. Sin embargo, avalamos porque los dirigentes creen que es la forma de mejorar el espectáculo, aunque en los últimos años el nivel de los jugadores no ha sido el esperado”, adujo el federativo, que expresó que en muchas ocasiones se han cometido errores al momento de realizar las contrataciones (ver nota aparte).

Con el Apertura 2016 a las puertas la cantidad de jugadores extranjeros crecerá aun más, sin tener a ciencia cierta el crecimiento del espectáculo, ya sea con tres o cuatro extranjeros por equipo.

Tags:

  • aguila
  • fas
  • sonsonate
  • alianza
  • primera division
  • metapan
  • firpo
  • limeño
  • pasaquina
  • dragon
  • ues
  • chalatenango

Lee también

Comentarios