Un paseo de campo

España goleó a Israel y se afirma en el liderato de la eliminatoria.
Enlace copiado
Enlace copiado
La selección española se mantuvo al frente del grupo G de clasificación para el mundial de Rusia 2018 al ganar por 4-1 a Israel en un plácido duelo para la tricampeona europea.

En la quinta fecha clasificatoria de la zona de Europa, los goles de David Silva en el minuto 13, Vitolo (45'), Diego Costa (50') e Isco (88') en el estadio El Molinón de Gijón colocaron a España con 13 puntos en lo más alto de la tabla.

Ni siquiera necesitaron los españoles hacer un duelo brillante para superar a un Israel que solo había perdido uno de los cuatro duelos que había disputado con anterioridad. Débil en defensa, España aprovechó su potencial ofensivo y la aciaga noche de Ofir Marciano, el arquero israelí, para llevarse el duelo con comodidad.

Los pupilos de Julen Lopetegui encarrilaron el partido ya en una primera parte que dominó claramente, especialmente de medio campo hacia adelante, donde impuso su superioridad.

El tridente ofensivo formado por Silva, Diego Costa y Vitolo gozó de varias ocasiones para abrir el marcador.

Fue en una de las múltiples subidas por la banda de Jordi Alba que centró para que Silva, ligeramente escorado, batiera a Ofir Marciano colando el balón por debajo de sus piernas.

No estuvo acertado el arquero israelí tampoco en el segundo tanto, que llegó justo antes de la pausa, y después de que David de Gea salvó el empate con una gran intervención.

La mano del guardameta español del Manchester United impidió que el cabezazo de Lior Rafaelov se colora en su malla e igualara el duelo. 

Hacía muchos minutos que los dirigidos por Lopetegui habían rebajado su ritmo y su intensidad e Israel amenazaba a la contra.

Fue, sin embargo, la selección española la que se encontró con el gol, en un pase magistral de Thiago Alcántara a Vitolo, que, con un remate poco ortodoxo, volvió a poner en evidencia a Marciano.

A trompicones, el balón se coló en el arco de Israel, sin que su arquero acertara a atajarlo.

Sin hacer nada del otro mundo, España se fue al intermedio con una cómoda ventaja, que enseguida amplió en la reanudación. 

Fue a través de Diego Costa que se elevó por encima de la defensa israelí para cabecear un córner sacado por Thiago y evidenciar, por tercera vez, la mala noche de Marciano.

Minutos antes, el propio Costa había desperdiciado otra gran ocasión en un cabezazo que salió desviado por poco. Y momentos después, Silva rozó el cuarto en un disparo que repelió el palo.

Para entonces, la selección israelí ya había perdido las esperanzas de igualar el choque. Pero no desistió en su empeño de marcar el gol del honor y lo firmó por medio de Rafaelov, con un disparo imparable desde dentro del área.

Lopetegui movió el banco para dar descanso a algunos de sus hombres ante el próximo amistoso frente a Francia, e Isco, uno de los que entraron de refresco, cerró el marcador con un disparo desde dentro del área.

Con el buen regusto del cómodo triunfo y de los tres puntos, España afrontará el martes su duelo con los franceses, un rival de los de entidad.

Lee también

Comentarios

Newsletter