Un paseo de sábado

Águila sacó las garras, apresó a Tigres Voladores de Santiago de María y lo apaleó 130-52 en la Liga Mayor.
Enlace copiado
Enlace copiado
El sábado en la noche no pudo ser más placentero para Águila en el Gimnasio Nacional José Adolfo Pineda. El conjunto emplumado planeó kilómetros de ventaja sin turbulencia y arrolló 130-52 a Tigres Voladores de Santiago de María.

Y no es que Águila haya derramado tanto sudor para llevarse esta contundente victoria. Más bien, el triunfo le sonrió debido a que enfrente tuvo a un cuadro inexperto que mostró poca actitud ofensiva y que jamás carburó en un esquema sólido que le permitiera replegarse con más precauciones sobre la duela de juego.

Águila vivió casi un monólogo desde el inicio. A lo sumo, en el recuento de daños solo registró algunos rasguños, que no suponen mayor afrenta para seguir planeando sin complicaciones en la cima de la clasificación general del Apertura 2015 de la Liga Mayor de Baloncesto (LMB).

Su mejor encestador fue el estadounidense Richard Dixon, quien terminó la contienda con 30 puntos. Eso le sirve para mantenerse al tope de la tabla general de mejores encestadores del torneo con un promedio de 31.2 unidades por duelo.

El estadounidense estuvo bien apoyado por Carlos Arias, quien totalizó 22 rebotes, y por el capitán Óscar Rivera, que concretó 13 asistencias.

Apenas habían pasado 33 segundos del primer período cuando el quinteto de Roberto Carrillo ya tomaba la ventaja con dos canastas de Dixon. Eso daba la impresión de que los migueleños iban camino a ser una máquina de causar daño. Y la predicción se consumó. Al término de este cuarto el poco público en el Gimnasio Nacional ya celebraba la ventaja de 30-8 ante Tigres, que ya daban muestras de flaqueza en su juego.

A pesar de la superioridad, el técnico aguilucho se mostraba inconforme. Su equipo no estaba ganando como quería. Esa situación provocó que para el segundo período el quinteto migueleño saliera con las pinzas para subsanar fisuras y así brillar más fulgurante. Sin embargo, las cosas no le salieron tan a placer. Tigres Voladores reaccionó levemente en el ataque para, por lo menos, acortar distancias. El segundo período finalizó 29-20 para fijar el marcador global en 59-28.

Tras el descanso, Águila decidió que era hora de aumentar en serio el frenesí, pese a que Tigres Voladores mostró siempre querer mejorar su juego.

Tags:

  • aguila
  • tigres
  • liga mayor de baloncesto
  • fesabal

Lee también

Comentarios

Newsletter