Lo más visto

Más de Deportes

Un puma de seis vidas

El UES sobrevivió a cinco amenazas de descenso desde 2010 y ahora empieza a ver luz.
Enlace copiado
Un puma de seis vidas

Un puma de seis vidas

Un puma de seis vidas

Un puma de seis vidas

Enlace copiado
El Universidad de El Salvador podría conseguir el sábado el pase a postemporada por primera vez en sus seis años jugando en primera, tras su último ascenso. Marcha séptimo a dos puntos del boleto y con un partido por jugar. Pero las circunstancias no siempre le han sonreído a los escarlatas, pues no habían pasado del octavo lugar en seis años.

Conseguir el boleto a la siguiente fase significaría botar de un plumazo la vorágine de aflicciones que han sufrido a lo largo de los 12 torneos cortos.

“Se puede dar con una buena combinación de resultados, aunque nosotros perdiéramos siempre estamos adentro. Esa es una posibilidad”, comentó Elman Rivas, mediocampista del UES.

Desde que consiguió el ascenso en el Apertura 2010, la escuadra puma ha sufrido esta amenaza en cinco ocasiones. La única vez que consiguió evadir a duras penas esa presión fue en el Clausura 2015, cuando el Marte y el Pasaquina libraron un lucha directa por la permanencia que al final mandó a segunda al plantel carabinero.

Lucha contra el descenso

La primera batalla que los pumas tuvieron en este tema se dio en el Clausura 2011. Tras su primer año en primera bajo el formato de torneos cortos, el conjunto universitario terminó noveno en la acumulada con 33 unidades, a cuatro del Once Municipal, descendido de esa campaña.

La siguiente batalla de este tipo se repitió en el Clausura 2012. Los universitarios tuvieron problemas de nuevo con el descenso, pero volvieron a salvar la categoría. Con 33 unidades en la novena posición, lograron desplazar al Vista Hermosa a liga de plata, con 25.

En las siguientes campañas este dolor de cabeza se repitió. En el Clausura 2013 terminaron penúltimos con 28 puntos, a tres del Once Municipal .

En el Clausura 2014 los universitarios vivieron una situación apretada cuando en una lucha contra el Firpo y el Águila consiguieron salir vivos y dejar que el conjunto pampero perdiera la categoría. Mientras para este torneo la lucha por el descenso dejó de nuevo como ganadores a los pumas, luego de que el Marte firmó su segundo descenso al hilo.

En el tema económico, los universitarios también han sufrido reiterados atrasos en el pago de sus salarios durante las seis temporadas en primera, debido a que no han contando con un presupuesto asignado y por la burocracia administrativa.

La plantilla puma ha vivido esta adversidad torneos como el Apertura y Clausura 2015; el Apertura 2014, y Apertura 2012, en los cuales lo jugadores han tenido que acudir al Consejo Superior Universitario (CSU) para presionar por el desembolso.

La mayoría de las ocasiones las deudas han oscilado entre los dos y tres meses, y se han resuelto tras varias deliberaciones extendidas en el CSU. En el presente torneo eso ha cambiado.

Lee también

Comentarios