Lo más visto

Una épica remontada

Liverpool ganó la Champions League de 2005 tras estar tres goles abajo.
Enlace copiado
Enlace copiado
La final de la Liga de Campeones de 2005 es una de las más recordadas de la historia, no tanto por sus protagonistas, que fueron dos grandes del fútbol europeo, sino más bien por su desenlace épico, que significó una remontada heroica del Liverpool inglés sobre el A. C. Milán italiano.

La consecución de la quinta corona europea de parte de los “reds” se convirtió en todo un suceso que tuvo como sede la ciudad turca de Estambul, dado que al cerrar el primer tiempo los “rossoneros” ganaban por 3-0 después de los goles de Paolo Maldini, recién al minuto uno del partido, y un doblete del argentino Hernán Crespo, que marcó al 39 y 44.

Con ese marcador, después de la primera mitad se preveía un casi asegurado triunfo para los italianos, que eran dirigidos por Carlo Ancelotti.

Sin embargo, al regresar de los camerinos Liverpool mostró una nueva actitud y ya con Dietmar Hamann y Vladimír Šmicer en el campo comenzaron lo que parecía imposible.

En cuestión de seis minutos (del 54 al 60), Steven Gerrard con un gol de cabeza, Smicer, con un disparo desde fuera del área que doblegó las manos del portero Dida, y Xabi Alonso, al rematar un tiro de penalti que había sido detenido por el meta brasileño, hicieron realidad el milagro.

Luego del empate a tres, el Liverpool ganó la moral de un Milán que tuvo muchísimas dificultades para volver a asomarse en el área rival, aunque en los segundos finales contó con opciones para desnivelar el marcador a su favor, pero Djimi Traoré y Jerzy Dudek se vistieron de héroes mandando el juego hasta el tiempo extra y luego a la definición desde el punto de penalti.

Ya en la lotería, Liverpool se plantó con una confianza enorme, mientras al Milán le pasó la factura el nerviosismo de algunos de sus jugadores. Lo comprobaron los fallos del brasileño Serginho y una de las estrellas: Andrea Pirlo. Ambos desaciertos pusieron al Liverpool con una ventaja de dos goles, que fue recortada con el lanzamiento que Dida detuvo al noruego John Arne Riise.

Sin embargo, en el último disparo el portero Dudek se convirtió en la última pieza de un rompecabezas, al detener el lanzamiento del ucraniano Andrei Shevchenko, lo que dio al Liverpool la quinta Copa de Europa de su historia, dos años después de que el ucraniano hiciese campeón a los milanistas convirtiendo entonces el último penalti de la tanda.

Dos años después los mismos equipos volvieron a enfrentarse en una nueva final de Liga de Campeones (esta vez en Atenas, Grecia), con una victoria de 2-1 para el Milán.

Tags:

  • liverpool
  • ac milan
  • champions league
  • liga de campeones
  • uefa
  • lpg
  • centenario

Lee también

Comentarios