Victoria 4-3 del Águila sobre el Isidro Metapán

El Águila y el Isidro Metapán volvieron a medirse y los migueleños ganaron con triplete del panameño salvadoreño Nicolás Muñoz, exdelantero metapaneco.
Enlace copiado
Enlace copiado
El delantero panameño salvadoreño Nicolás Muñoz anotó tres goles para la victoria 4-3 del Águila sobre el Isidro Metapán, el exequipo del canalero.
 
Partido vibrante con buen toque de pelota en ambos bandos, eficacia para concretar las opciones y garra en la marca en cada jugada.
 
Al Águila le costó llegar al gol, lucho más para conseguirlo, dura batalla en el frente de ataque y hasta con exceso de toques,  mientras que el Metapán estuvo más acertado ante marco rival, frío, calculador y manejando los tiempos y efectivo ante marco rival para celebrar los goles haciendo daño.
 
En menos de cinco minutos ambos equipos ya se habían asomado sobre campo rival con peligro. Primero fue el Águila con disparo de Nicolás Muñoz desde el borde del área que se fue cerca del travesaño, luego apareció la respuesta con toque fino al espacio de Odir Flores para que Marvin Monterrosa centrara la pelota al área donde la buscaba Héctor Ramos pero que fue desviada al tiro de esquina por Eder Arias.
 
El partido siguió animado pero con mejor presencia del Águila sobre campo rival, mejores descolgadas por las bandas y el centro del campo. La balanza se inclinaba en favor de la casa, probaban el desgaste defensivo de los caleros  con toque rasos y descolgadas habilidosas especialmente con  Óscar Cerén llegando por la banda derecha.
 
Pero en ese patrón un descuido defensivo aguilucho le costó el primer gol en contra. Romeo Parkes ganó línea de fondo por la izquierda, con tiempo y espacio mandó el centro al ingreso sin marca de Héctor Ramos para que sacara latigazo venenoso y mandara la pelota pegada al ángulo izquierdo de la meta de Benji Villalobos al minuto 11'.
 
Fue un golpe bajo pero no de muerte porque en la siguiente bajada los emplumados cobraron justicia al anotar el tanto del empate. Por segundo partido consecutivo fue Nicolás Muñoz quien se vestía de figura (marcó el gol del triunfo la fecha pasada ante el FAS), en esta oportunidad tomó un mal rechazo defensivo dentro del área,  no perdió nunca de vista la pelota y la hundió a la red cuando la defensa, incluido el meta Fidel Mondragón  ya se había vencido.
 
Era el minuto 13 y el estadio Barraza vibró de alegría; en el campo, Muñoz celebró lleno de emoción el tanto frente a su exequipo, levantó las manos al cielo y recibió el abrazo de sus compañeros.
 
Luego pasaron diez minutos con poco fútbol, más marca con fuerza que pases acertados, los dos equipos se olvidaron este lapso de atacar y eso privó del buen fútbol exhibido en el arranque.
 
La zona baja del Águila siguió mostrando errores, al 23' Marvin Monterrosa en pase perfecto encontró el desprendimiento a tiempo de Ramos dentro del área, todos pidieron fuera de lugar pero el central Marlon Mejía avaló, esta vez el puertorriqueño perdió el duelo en el mano a mano ante Villalobos que atento salió al achique en el momento justo y el tiro de esquina fue el desenlace final en otra jugada que dejó en evidencia la peligrosidad calera.
 
FACTOR CERÉN
 
Fue hasta el 34' cuando los migueleños estuvieron a punto de marcar el segundo. Nicolás Muñoz mandó el centro al área, Reyes la buscaba pero apareció Jonathan Barrios en lo último para despejar.
 
Tras el córner, Óscar Cerén se tuvo fe desde larga distancia, le pegó con rabia a la pelota que caprichosa se fue pegada al ángulo derecho de Mondragón, el tiro fue desde larga distancia e impulsado desde el sector derecho e inatajable para Mondragón que se estiró pero que no llegó al cierre. 
 
El travesaño se interpuso en el tercer grito de gol de los migueleños al 42'. Henry Romero se incorporó al ataque en el tiro de esquina y se congeló en el aire unos segundos, conectó la pelota pero el travesaño le negó celebrar, en el rebote la pelota chocó en la mano de Milton Molina pero el árbitro no la sancionó.
 
Pero como es característico, el Metapán nunca se desespera,  es frío, calculador y efectivo. En el último minuto del primer tiempo volvió aparecer Héctor Ramos para marcar de cabeza el segundo gol de los caleros.  Fue tras un tiro de esquina donde el caribeño saltó sólido en el área, hizo daño de nuevo y evitó que al entretiempo la casa se fuera con ventaja en el marcador.
 
Para el segundo tiempo el Águila volvió al campo con la misma idea de encarar hacia el frente, controló la pelota a placer en el arranque, pero limitado para hacer daño por la buena marca de los  jaguares en todo el terreno.
 
Julio Dely Valdés, técnico del Águila, mandó al campo a Miguel Camargo al minuto 63', sacó al defensor Isaac Zelaya buscando mayor ataque aunque el esquina siguió con cuatro zagueros porque retrocedió a Henry Romero.
 
Al 68' Henry Romero cometió falta a Odir Flores cerca de la línea del área grande, el mismo hizo justicia con toque raso, muy calculado para que pasara bajo la nutrida barrera y se colara pegado al poste derecho donde Benji Villalobos no pudo llegar. Todos esperaban el tiro sobre la barrera, pero "el Chino" sorprendió y celebró. 
 
Al 75' el centro parecía que se perdía sobre la línea final, la defensa del Metapán se confió y no la pudo neutralizar, en el último aire apareció Nicolás Muñoz para poner el botín y celebrar el gol del empate. 
 
Pero el drama se alargó hasta el tiempo de compensación, cuando "Nicogol" puso el tercero en su cuenta y el del triunfo para el Águila con un penalti que fue lo último del encuentro.

Tags:

  • lmf
  • águila
  • metapán

Lee también

Comentarios

Newsletter