Lo más visto

Volvió el Barcelona

El equipo culé logró el pase en Champions tras recuperar al mejor Messi y recordar el estilo de Pep.
Enlace copiado
Alivio.  Barcelona recuperó su mejor versión ante el Milán y logró la remontada que necesitaba para avanzar en Champions.

Alivio. Barcelona recuperó su mejor versión ante el Milán y logró la remontada que necesitaba para avanzar en Champions.

Volvió el Barcelona

Volvió el Barcelona

Enlace copiado
Tras unas semanas de numerosas dudas, volvió el mejor Barcelona en un momento decisivo y con él Lionel Messi, quien lideró a un equipo que recordó al de los mejores tiempos de Josep Guardiola.

El Barcelona ofreció el martes un recital y su singular generación de futbolistas se llevó una remontada para el recuerdo, como reclamó en la víspera Xavi, con su victoria 4-0 al Milán. Sus futbolistas despertaron ayer con una sensación olvidada durante los últimos tiempos, la de leer en la prensa incontables elogios a su actuación ante el Milán, que propició el pase a cuartos de final de la Liga de Campeones tras caer 2-0 en la ida.

Un nombre se situó por encima de todos: Messi. El astro argentino, tan melancólico como su equipo en los partidos previos, recuperó las mejores sensaciones con dos goles espectaculares y una enorme sensación de liderazgo.

“El partido perfecto. La remontada soñada. Una noche inolvidable. Un Barça de cinco estrellas. Una goleada que calla muchas bocas. El Camp Nou rendido ante un equipo que no se cansa de dar alegrías” , aseguró el diario Sport.

El Barcelona enterró así su malestar general después de días de incertidumbre, análisis de su eventual depresión y críticas. Aunque el centrocampista Sergio Busquets, otro de los destacados del partido, aseguró que la actuación ante el Milán no fue una contestación a nadie, sino una reivindicación futbolística de todo el plantel. “No tenemos que callar bocas, lo hacemos por nosotros. Cuando pierdes, lo pasas mal, no estás acostumbrado, y estos días vienen bien para coger confianza y valorar de lo que somos capaces”, destacó.

De alguna forma, el Barcelona del martes recordó a la mejor versión del Barcelona de Guardiola: un equipo con presión feroz en el centro del campo, recuperación rápida de balón, posesión con sentido vertical, llegadas al área finalizadas con remates y gran actuación de sus líderes.

Durante los últimos días se criticó la versión de un Barcelona que acaparaba la posesión de balón para nada, cayendo en algo parecido a la autocomplacencia. Pero nada de eso se vio ante el Milán en el Camp Nou.

Aunque vale mencionar que el Barcelona ofreció alguna debilidad en el tramo final, cuando sufrió el acoso de un Milán que, sin llegar a hacer ocasiones, sembró el pánico en el Camp Nou. Ya fuera por miedo del equipo a encajar un gol fatal o por problemas físicos.

Así lo reconoció el propio Busquets, quien temió por el resultado “al final, cuando el Milán sacó muchos atacantes y se volcaron un poco más”.

Pero lo que queda en la memoria del aficionado son 70 minutos de gran fútbol, con un gran Messi y un gran Barcelona que recordó al de las mejores ocasiones. Así lo constataron los 90,000 hinchas que llenaron el Camp Nou y los millones que lo vieron en el televisor. Todos vieron a un Barcelona que envió un claro mensaje a Europa: ha vuelto.

Tags:

Lee también

Comentarios