¿Y los cambios, profe?

Tras lo visto el viernes ante Guyana, las variantes para mañana se vuelven obligatorias.
Enlace copiado
Cambios.  Juan de Dios Castillo está obligado a renovar su alineación ante Guyana, para que El Salvador sume de a tres.

Cambios. Juan de Dios Castillo está obligado a renovar su alineación ante Guyana, para que El Salvador sume de a tres.

¿Y los cambios, profe?

¿Y los cambios, profe?

Enlace copiado
<p>Con el partido empatado 2-2, Guyana más cerca del tercer gol que El Salvador, 60 minutos de partido y ni siquiera el más mínimo ápice que permitiera vislumbrar que se haría alguna modificación, el pasado viernes el estadio Cuscatlán se unió a una sola voz: “Cambios, cambios, cambios”. La opinión era unánime. La afición quería cambios.</p><p>Pese a ello, el técnico de la Azul, Juan de Dios Castillo, esperó hasta el minuto 66 para realizar el primer movimiento (Jaime Alas por Cristian Castillo). Luego, otros 19 para el segundo (Jonathan Águila por Alfredo Pacheco), y después al segundo minuto de los cuatro de descuento para el tercero (Romeo Monteagudo en lugar de Osael Romero; o sea, un defensa por un volante), en la gota que derramó el vaso de la paciencia de la afición.</p><p>Y a diferencia de su antecesor, Ruben Israel, a quien normalmente los cambios le salvaban el trabajo al revolucionar el funcionamiento de la selección, al “Cuate” los movimientos no le generaron ningún efecto a favor. Jaime fue un tiro al horizontal y nada más, mientras que Águila y Monteagudo no tuvieron ni siquiera tiempo para entrar en calor.</p><p>Los apuntes del partido fueron más que claros: Darwin Cerén no encontró comodidad como lateral derecho, Cristian Castillo tampoco jugando por adentro, obligado por la posición adelantada y pegado a la banda de Pacheco, así como la disposición de que Rafael Burgos no fuera el delantero de referencia, sino que jugara tirado a un extremo y Eliseo se parara como nueve.</p><p>Durante toda la semana, Castillo habló sobre su deseo de tener jugadores polivalentes; sin embargo, fue un hecho que perdió la apuesta. Ahora, con el trago amargo atorado en la garganta, es momento de buscar las variantes que “el Cuate” no tomó en cuenta para el partido contra “los Jaguares de Oro” del pasado viernes y que estas entren en juego, mañana, en suelo suramericano.</p><p>Lo primero de todo es el conteo de los jugadores que se quedaron en suelo salvadoreño. No viajaron por decisión técnica siete jugadores: los porteros Yimmy Cuéllar y Derby Carrillo, los volantes Julio Martínez, Omar Mejía y Arturo Albarrán, además de los delanteros Ricardo Ulloa y Nelson Bonilla.</p><p>Así, además de los 11 titulares del partido en “el Coloso de Monserrat”, “el Cuate” tendrá a disposición en el banquillo a Benji Villalobos, Xavi García, Milton Molina, Romeo Monteagudo, Ramón Sánchez, Jaime Alas, Jonathan Águila y a Léster Blanco. Dos porteros, tres defensas, dos volantes y dos delanteros. Variantes, suficientes. Ideas, depende de lo que quiera el técnico.</p><p>Por el lateral derecho, auténtico dolor de cabeza el viernes, Xavi García aparecería como la opción para regresar a la titularidad. Sin embargo, Castillo ha afirmado que al de Firpo le ve más funciones de central que de lateral. ¿Entonces? ¿Milton Molina? El de Metapán es un central nato que, de convertirse en lateral, garantizaría la marca aunque no se descolgaría en búsqueda de apoyar el ataque. Un dato: también sería un reinvento, como lo fue el de Darwin Cerén como lateral.</p><p>Hacia adelante, en el mediocampo, las cosas son más claras, pero también hay espacio para las modificaciones. El adelantamiento de Alfredo Pacheco por izquierda –un tema también a tocar, toda vez que, al jugar pegado a la banda, obligaba a Dennis a retroceder a defensa y dejar descubierto el mediocampo– hizo que Castillo pasara al centro, donde no estuvo cómodo y donde, como mejor opción, podría aparecer Ramón Sánchez para colaborar en la marca con Alas y dar salida también a la Azul.</p><p>Adelante, también hay variantes para buscar ser más punzantes en suelo guyanés, aunque toca también definir bien cómo ataca la selección. El esquema del viernes tenía a Rafa Burgos como único delantero nato, pero tirado a un lado.</p><p>Para mañana, Castillo puede volver a apostar por un solo ariete, pero ubicarlo como referencia en punta, siempre con “el Chero” o con Léster o Jonathan Águila, o jugar con dos delanteros, aunque eso implique sacar a uno de los otros titulares. Variantes hay, pero la decisión de ponerlas en marcha es de Juan de Dios Castillo.</p>

Tags:

  • deportes
  • la-selecta

Lee también

Comentarios

Newsletter