Ya lo tiene cerca

Barcelona goleó 2-5 en su visita al Athletic de Bilbao y se quedó a un punto del Real Madrid, líder de la Liga española.
Enlace copiado
Ya lo tiene cerca

Ya lo tiene cerca

Dani Alves  conduce el balón ante la marca del volante del Athletic de Bilbao Mikel Rico en un pasaje del encuentro disputado ayer.

Dani Alves conduce el balón ante la marca del volante del Athletic de Bilbao Mikel Rico en un pasaje del encuentro disputado ayer.

Contundente.  Barcelona golpeó en el mejor momento en San Mamés y se puso a punto del Real Madrid en la lucha por la Liga española.

Contundente. Barcelona golpeó en el mejor momento en San Mamés y se puso a punto del Real Madrid en la lucha por la Liga española.

Ya lo tiene cerca

Ya lo tiene cerca

Enlace copiado
El Barcelona dio ayer un nuevo color a la Liga española de fútbol al imponerse en la cancha del Athletic de Bilbao por 5-2 y aprovechar así la tremenda caída del Real Madrid frente al Atlético para situarse a tan solo un punto del líder.

Con goles del argentino Lionel Messi, del uruguayo Luis Suárez, de Óscar, de Marcos en propia puerta, del brasileño Neymar y de Pedro Rodríguez, el conjunto dirigido por Luis Enrique sumó una victoria que, cerrada la vigésimo segunda fecha, aprieta la cabeza del torneo al máximo.

Pese al descalabro del sábado, se mantiene aún al frente el Real Madrid, que suma 54 puntos, uno más que el Barcelona, que aventaja en tres al reforzado y vigente campeón, Atlético de Madrid.

El noveno triunfo consecutivo de los dirigidos por Luis Enrique fue una nueva exhibición de su tridente atacante, más veloz y brillante a cada partido que pasa.

A los fabulosos Messi y Neymar, que castigaron la banda derecha del Athletic sin piedad, se sumó Luis Suárez, que se reencontró con el gol casi un mes después de su último tanto.

El gol del delantero uruguayo, el segundo del Barcelona, dio la razón a Luis Enrique, cuyo planteamiento de partido resultó una jornada más exitoso.

Salvando el cuarto de hora inicial, en el que el Athletic dificultó la salida de balón del Barcelona con su fuerte presión, los azulgrana se sintieron como pez en el agua en el correcalles en el que se convirtió el duelo después de que Messi abrió el marcador en el minuto 16.

A falta de juego trenzado, el astro argentino aprovechó una falta que parecía demasiado lejana para sorprender a Gorka Iraizoz. Pero el envío de Messi tocó en un jugador de la barrera y agarró a contrapié al arquero del Athletic, cuya estirada no le alcanzó. Habiendo hecho casi nada, el Barcelona ya vencía.

El tanto, sin embargo, no amedrentó a los hombres de Valverde, sino que animó el partido, que tomó velocidad de crucero y se convirtió en un ir y venir sin pausa ni control de los dos equipos.

Cómodo en ese ritmo alocado, aprovechando muy bien los espacios a la espalda que le cedió el Athletic, el conjunto de Luis Enrique marcó el segundo tanto apenas 10 minutos después de celebrar el primero y tras tres jugadas en ambas porterías que si no acabaron en gol fue por la excelente actuación de los arqueros.

Luis Suárez culminó una jugada elaborada por los tres delanteros azulgrana, reflejo puro de su tremenda calidad. Neymar sirvió de cabeza para Luis Suárez, este habilitó la incursión de Messi y el argentino se la dejó de nuevo en el borde del área para que, en el minuto 25, el Bota de Oro de la temporada pasada se reconciliara con el gol con un remate ajustado al palo al que no llegaba Iraizoz con su estirada.

Pese al 2-0 del primer acto y a contar con Xavi en el medio campo, el Barcelona no pausó el partido tras el entretiempo, sino que lo aceleró aún más, animado también por la propuesta del Athletic, que no se podía parar y aceleró tanto como pudo para forzar a que el marcador no se congelara con los dos tantos convertidos.

En medio de tanta ida y venida, los hombres de Valverde encontraron el gol en el 60'. Mikel Rico aprovechó un mal rechace de Bravo tras un potente remate de Aritz Aduriz y el partido se apretó ya que el Athletic parecía lo suficientemente cargado como para empatar.

Sin embargo, el fuego solo quemó durante un minuto. Al siguiente, De Marcos acabó colando en su propio arco un remate extraño de Messi, que había recibido un buen balón de Suárez, por lo que la desventaja volvía a ser de dos. Empero, eso no fue lo peor para el local.

Ni siquiera cinco minutos después, Neymar firmó, con un disparo ajustado al palo el cuarto, el gol de la sentencia, en una nueva muestra de lo letal que este nuevo Barcelona puede ser cuando agarra una pelota y dice a correr en busca del arco rival en contragolpe.

Por más que Aduriz, con otro gran remate sin ángulo, volviera a recortar para el 2-4, el encuentro lucía sentenciado con la ráfaga de tantos que los catalanes soltaron cuando vieron amenazado su triunfo.

Así, con el quinto gol, rubricado por Pedro en el 85', y el Athletic con 10 hombres tras la expulsión de Xabier Etxeita con roja directa en el 75' por una dura entrada a Luis Suárez, el Barcelona redondeó su primera victoria en San Mamés desde 2010.

El vibrante triunfo azulgrana constató que, tras el tropiezo en Anoeta, los hombres de Luis Enrique aprendieron la lección. A la segunda oportunidad, aprovecharon el descalabro del Real Madrid para situarse a tan solo un punto del líder y apretar una campeonato que vuelven a tener a su alcance; hoy más que nunca, con una Liga abierta para cualquiera.

Tags:

  • barcelona
  • athletic
  • goleada
  • lider
  • liga
  • messi
  • suarez

Lee también

Comentarios

Newsletter