Zarpazo de semis

FAS derrotó ayer a Dragón a domicilio y ya está cuarto en la tabla de posiciones.
Enlace copiado
Zarpazo de semis

Zarpazo de semis

Zarpazo de semis

Zarpazo de semis

Enlace copiado
El FAS consiguió ayer una importante victoria 1-3 como visitante en San Miguel ante el Dragón para seguir firme en la pelea por las semifinales.

Eso sí: los tigrillos no merecieron ganar, un gol oportuno cuando peor estaban jugando y un golpe de suerte encaminaron los tres puntos valiosos.

El Dragón fue amplio dominador en el primer tiempo, y no le dejó al FAS ningún tipo de reacción. Pero eso fue insuficiente y, por lo menos en el partido de ayer, el equipo migueleño puso el fútbol y las ganas, pero la visita los goles.

Los tigrillos no tuvieron la más mínima idea de juego en los primeros 45 minutos y los mitológicos, sin nada de lujos, crearon no menos de cinco llegadas que pudieron terminar en gol.

En todas estuvo involucrado Sean Fraser. Las más claras fueron cuando estuvo solo ante Luis Contreras en tres ocasiones: la primera con un cabezazo desviado, luego cuando dejó que la pelota siguiera avanzando sin detenerla, y ya cuando quiso controlar no la pudo alcanzar.

La tercera fue probablemente la que parecía podía abrir el marcador. Jorge Morán hizo un mal cambio de juego que le permitió a Jhony Ríos filtrar la pelota para Fraser, quien se tropezó en su intento de disparar. En el suelo, el jamaicano alcanzó a puntearla para Rommel Mejía, la defensa hizo un buen relevo y finalmente Ríos sacó un remate desde fuera del área que se fue por arriba.

El Dragón seguía siendo muy fuerte, las llegadas eran cada vez más constantes, y si bien es cierto que Fraser y Mejía estaban fallando las oportunidades, parecía cuestión de tiempo para que llegara la apertura en el marcador.

Del FAS no había nada, y a la altura de los 30 minutos solo registraban dos tiros de esquina lejos de cualquier peligro.

Dustin Corea le ponía ganas, pero no era el de otros juegos, y José Villavicencio metía pierna fuerte, pero, por lo demás, el conjunto tigrillo no tenía nada.

Para los locales era lo contrario: todos los jugadores estaban desarrollando un gran partido, haciendo ver mal a FAS.

PEGÓ EL DOMINADO

Cuando faltaban tres minutos para que terminara la primera etapa, y cuando FAS estaba contra las cuerdas, volvió a quedar evidencia de que el fútbol no es justo.

Dustin Corea robó el balón y avanzó terreno, cuando llegó a la línea final mandó el centro retrasado donde venía entrando José Villavicencio, quien tras abanicar dejó que la pelota pasara en medio de sus piernas. Ahí apareció Julián di Cosmo pegándole más por impulso que por convicción, venciendo a Manuel González y colocando el inmerecido 1-0.

En el inicio de la segunda mitad las cosas cambiaron. El FAS, más confiado con la ventaja en el marcador, tuvo más calma para controlar el balón.

Apenas al segundo minuto de juego, Di Cosmo tuvo la oportunidad de anotar el segundo, encaró en solitario a Manuel González, tuvo aproximadamente cinco largos segundos para pensar qué hacer. Hizo varios amagues, Meme González aguantó bien y, al final, el delantero de FAS la quiso colocar tanto que la terminó enviando fuera.

Cuando el Dragón trataba de adelantar filas para ir en busca del empate, vino la jugada desafortunada que sepultó las esperanzas mitológicas, y dejó allanado el partido para que el FAS lo dominara con mayor confianza.

Así, Dustin Corea entró al área por la izquierda y centró, la pelota no fue controlada por Manuel González y Jimmy Valoyes no pudo evitar tocar el balón para meterlo en su propia meta.

Con la ventaja de dos goles, Dragón todavía quiso hacer un último esfuerzo, pero ya el panorama era muy complicado.

Irza Santos entró tratando de fortalecer la delantera, pero parece una jugada calcada en el conjunto verdolaga: surgen las opciones de gol, pero cuando ya están de frente al marco hay una definición mala y se desperdicia la opción.

Así le pasó una vez más a Santos, cuando estaba frente a Luis Contreras, la rebanó para terminar con un tiro flojo, débil y, para colmo, perdido de la cabaña visitante.

El FAS incluso estuvo cerca de anotar el tercero cuando Jonathan Águila cabeceó solo ante la portería y la envió por encima.

Sobre el final, Glauber Rodríguez repitió lo de la semana pasada en Pasaquina al anotar de tiro libre el tercer tanto, colocándola lejos de Manuel González, que se quedó parado.

Los locales descontaron en el marcador gracias a un penalti bien cobrado por Irza Santos al palo contrario donde se lanzó Luis Contreras.

El Dragón sigue en el último lugar de la tabla, mientras que el FAS ahora cree más que nunca en las semifinales.

Tags:

  • fas
  • dragon
  • dustin
  • di cosmo
  • lmf

Lee también

Comentarios

Newsletter