Zidane cambió dibujo

El técnico del Real Madrid acertó en los detalles para que el club mantuviera el liderato.
Enlace copiado
Enlace copiado
Días atrás se señalaba a Zidane por su insistencia en tirar del 4-3-3 y colocar a la BBC por encima de todo. Ante el Athletic, el francés demostró que sus ideas futbolísticas no son rígidas, que saben adaptarse a lo que necesita un partido, cambiando de sistema en la segunda mitad y quitando del césped a Cristiano Ronaldo con 11 minutos por jugarse.

Zidane, con el nuevo sistema que colocó en el minuto 62 con el 0-1, reconoció lo que Valverde veía desde el minuto 1: la debilidad de la banda izquierda del Real Madrid a la hora de defender. Ronaldo parece estar exento de marcar, mientras que Marcelo está en un alarmante momento de forma.

El entrenador decidió quitar a Modric –tampoco está fino el croata– metiendo a Lucas Vázquez. El cambió de nombres llevó al equipo a mutar la manera de jugar, pasando a un claro 4-4-2, con Bale en la banda izquierda como ayuda de un Marcelo, que tendrá pesadillas con Iñaki Williams durante muchos días. Una y otra vez el canterano del Athletic superaba al brasileño como si nada. Ronaldo pasó a jugar en punta junto a Benzema, dando forma al cambio de sistema.

Zidane ejerció de entrenador, buscando un equilibrio que no estaba encontrando con su sistema favorito y, lo que es más importante, demostrando a todo el mundo, empezando por sus jugadores, que con la “BBC” en el terreno de juego, se puede jugar de otra manera diferente y, aun así, ganar.

Así, el Real Madrid demostró en San Mamés lo que semanas atrás se dudaba, que no es otra cosa que querer llevarse la Liga. Una sola ganada en casi una década es demasiado poco.

Lee también

Comentarios

Newsletter