Lo más visto

Más de Deportes

esta noche, déjenlo todo

El Salvador juega contra México para alargar su adiós a Rusia 2018.
Enlace copiado
esta noche,  déjenlo todo

esta noche, déjenlo todo

esta noche,  déjenlo todo

esta noche, déjenlo todo

Enlace copiado
Hace más de un año, cuando se definió el calendario de la fase de grupos de la eliminatoria de CONCACAF a Rusia 2018, El Salvador quedó encasquetado con México, Canadá y Honduras, con la visita del Tri al Cuscatlán en la quinta fecha del grupo. La gran pregunta era: ¿en qué condiciones se jugará ese partido?

La respuesta hoy es conocida. La selección mexicana ya está en la hexagonal, la cuscatleca es última de grupo y solo un milagro puede permitirle arrebatar el último boleto disponible a Canadá o a Honduras, que chocan también hoy, en San Pedro Sula.

Así, el milagro es obligatorio. Que la selección salvadoreña gane su primer partido bajo el mando del hondureño Ramón Maradiaga, que la duodécima sea la vencida y que el México plagado de bajas que se parará hoy en el estadio Cuscatlán sufra un accidente.

Solo así la agonía podrá extenderse al menos cuatro días más. Solo así la selección cuscatleca podrá sobrevivir al constante boicot al que se ha visto sometida en toda la eliminatoria por la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT), que decidió superarse a sí misma tomando cada día decisiones peores, hasta mancillar por fuera todo lo bueno que podía ocurrir dentro de la cancha.

Y, sin embargo, los jugadores siguen con fe. Nelson Bonilla, atacante cuscatleco y que podría saltar hoy como capitán, pedía ayer un último aliento. “Le pedimos a la afición creer en su país, no en nombres. Nos jugamos la vida.”

Pese a que no podrá contar en el duelo con el volante Darwin Cerén ni el lateral Juan Barahona, “el Primitivo” aseguró ayer tener ya definido el equipo titular. ¿Volverá Derby Carrillo a la titularidad? ¿Un atacante o dos? ¿Alex Larín, lateral por izquierda? ¿Si perdemos, podrá más la impaciencia de la FESFUT y despedirá hoy mismo al “Primitivo”, después de no conseguir que renunciara sin cobrar indemnización?

Todas preguntas válidas. Todas preguntas sentidas. Todas concentradas para girar al final alrededor de una pelota durante 90 minutos, en la que se juega el orgullo y la vida de la Azul. Lleno, semilleno o vacío el Cuscatlán, al menos, a dejar todo en la cancha.

Lee también

Comentarios