“El Ranchero” que se ganó nombre en Atlético Marte

Carlos Guerra defendió la meta de Atlante, Alianza, Atlético Marte y Juventud Olímpica. Con los dos últimos se coronó campeón.
Enlace copiado
“El Ranchero” que se ganó nombre en Atlético Marte

“El Ranchero” que se ganó nombre en Atlético Marte

<h4>Carlos Guerra</h4>
<strong>Posición:</strong> Portero<br>
<strong>Trayectoria:</strong> Vistió los colores de Alianza, Ferrocarril de Sonsonate, Independiente, Atlético Marte y Juventud Olímpica. Fue convocado a selección nacional en varias ocasiones.

Carlos Guerra

Posición: Portero
Trayectoria: Vistió los colores de Alianza, Ferrocarril de Sonsonate, Independiente, Atlético Marte y Juventud Olímpica. Fue convocado a selección nacional en varias ocasiones.

“El Ranchero” que se ganó nombre en Atlético Marte

“El Ranchero” que se ganó nombre en Atlético Marte

Enlace copiado
Existen los porteros que nacen y los que se hacen. Carlos Guerra es uno de los que se hacen a partir de querer emular a sus ídolos. Y es que según contó el originario de San Vicente se convirtió en portero por la influencia que ejerció en su infancia Edmundo “el Zarco” Majano, a quien vio jugar en la selección nacional y de quien elogiaba sus movimientos en la portería, así como su elasticidad.“El Ranchero” –sobrenombre que le fue impuesto por el periodista Julio “Cholina” allá por 1943– comenzó su carrera en el España de San Salvador en la década de los cuarenta. En 1948 llegó a Independiente por recomendación de “el Gato” Rivas y estuvo en el equipo por dos temporadas, luego militó en Alacranes, que pasó a llamarse Atlético Marte. En ese plantel de los carabineros compartía posición con “Tamalón” Garay, quien también se convirtió en uno de los grandes del redondo nacional.

Según recordó el exjugador en una entrevista, para ese entonces tenían un sueldo de 135 colones, mismo salario que devengaban los policías, y recordó que Marte era patrocinado por la Policía de Hacienda.

Después de dos años, Guerra emigró al Ferrocarril de Sonsonate, donde dice que le prometieron un sinfín de cosas que no cumplieron, además de sufrir una lesión en la nariz que lo retiró de las canchas por dos años.

Sin embargo, la espinita del fútbol activo seguía clavada y fue en Juventud Olímpica donde encontró un espacio. Con los juventinos estuvo por tres años (1955-1958) y fue compañero de Julio Vaquerano, “Chachama” Quinteros , Alfredo “Cabecita de Oro” Ramírez, entre otros.

Luego de su ciclo con los olímpicos pasó al Atlante y terminó su carrera con Alianza.

Tras dejar el fútbol en activo, “el Ranchero” pasó a ser entrenador, aunque en lo personal se consideraba más un instructor, por su gusto de trabajar con niños en formación.

Tags:

  • 100lpg

Lee también

Comentarios

Newsletter