técnica y visión de juego

“La Saeta Rubia” se convirtió en leyenda del Real Madrid.
Enlace copiado
Goleador. Alfredo di Stéfano fue cinco veces campeón goleador de la Liga de España. Todas de manera consecutiva.

Goleador. Alfredo di Stéfano fue cinco veces campeón goleador de la Liga de España. Todas de manera consecutiva.

técnica y  visión de juego

técnica y visión de juego

Enlace copiado
Alfredo di Stéfano fue sin duda uno de los más grandes íconos del fútbol mundial, y desde antes de su muerte, el año pasado, ya era considerado una leyenda en el madridismo, donde fue genio y figura.

Llegó a la capital española procedente de Colombia y cambió la historia del Real Madrid al comandar un equipo blanco que en la década de los sesenta logró imponer una hegemonía en Europa al conquistar cinco Copas de Europa, aunque muchos aficionados las han puesto en discusión.

Di Stéfano, de padres italianos, español por naturalización y argentino por nacimiento, llegó al mundo en Buenos Aires el 4 de julio de 1926 e inició su carrera en el River Plate, con el que se dio a destacar por algunos de sus dotes habilidosos, pero a partir de su llegada a Europa fue cuando pasó de ser un futbolista figura a escala regional a estrella mundial.

Antes de partir a Madrid tuvo un paso por el Millonarios de Colombia, y luego inicia su época de esplendor. Fue con el equipo cafetero que disputó un amistoso en el Santiago Bernabéu (ante Chamartín) en el que deslumbró a propios y extraños, tanto que el presidente del club blanco de esa época, Santiago Bernabéu, pidió tras el partido que le ficharan, algo que tuvo que esperar un tiempo, pues las negociaciones se complicaron luego de que el Barcelona también pusiera los ojos sobre el sudamericano, por lo que fue hasta después de la Pequeña Copa del Mundo de Clubes en Caracas, en 1953, cuando se pudo finiquitar el traspaso al club blanco.

Durante años fue el máximo goleador de la historia del Real Madrid, donde militó por 11 temporadas. Y con el equipo merengue coincidió en la mejor etapa, al obtener las cinco finales consecutivas ganadas de la Copa de Europa y en las que anotó un total de siete goles.

En todos sus juegos en la competición continental, que antes solo admitía a los equipos campeones de cada liga, Di Stéfano marcó 49 tantos, un registro que no se vería superado hasta 2005 por el también madridista Raúl, quien después vio cómo Lionel Messi y Cristiano Ronaldo hacían añicos el récord en la fase de grupos de la actual edición de la Liga de Campeones.

Los registros

En esos 11 años consiguió ganar, además, la Copa Intercontinental de 1960, ocho campeonatos de Liga y uno de Copa. Todo esto como parte de los 510 encuentros que disputó vestido de blanco, en los que marcó 418 tantos, que fueron solo una muestra de su capacidad goleadora, que lo llevó a ser máximo anotador en cinco ligas españolas (1953/1954, 1955/1956, 1956/1957, 1957/1958 y 1958/1959), aunque no de manera consecutiva.

Como jugador fue internacional con dos países, circunstancia permitida en la época por las diversas coyunturas socio-políticas, por lo que después de contabilizar seis encuentros con la selección argentina, llegó a hacer 31 con España, tras adoptar la nacionalidad española en 1956.

En ese periodo de juego, fue el máximo goleador de la Roja hasta que Emilio Butragueño superó su récord de 22 goles. “La Saeta Rubia”, apodo por el que era conocido, recibió el Balón de Oro de la revista France Football como mejor jugador europeo en dos ocasiones (1957 y 1959).

Pese a ello, nunca se le dio la oportunidad de disputar una copa mundial ni con Argentina ni con la selección de España.

Tras abandonar el Real Madrid, en 1964 fichó por el Espanyol de Barcelona, donde jugó hasta su retirada en 1966, a los 40 años de edad.

“Me retiré a los 40 años porque mis hijas un día me miraron y me dijeron: ‘Papá, calvo y con pantalones cortos, no quedas bien’”, contó en más de una ocasión el legendario exfutbolista.

La aspereza de su carácter fue a veces inconveniente en su faceta posterior como entrenador. Pese a ello, obtuvo media docena de títulos como técnico de equipos españoles y argentinos, entre los que destacan Boca Juniors y River Plate.

Luego regresó a España como entrenador del Valencia, con el que ganó la Liga, y más tarde estuvo con el Real Madrid durante dos temporadas; dirigió también equipos modestos, como el Rayo o el Elche. En el año 2000 fue nombrado presidente de honor del Real Madrid, cargo que conservó hasta su fallecimiento el 7 de julio del año pasado.

Uno de los hechos curiosos dentro de su carrera fue cuando el 25 de agosto de 1963 fue secuestrado en Caracas, durante la pequeña Copa del Mundo, por miembros de las Fuerzas Armadas de Liberación, que trataban de derrocar al presidente Rómulo Betancourt. Fue liberado dos días después cerca de la embajada española sin sufrir ningún daño.

Lee también

Comentarios

Newsletter