2012 cerró con $347.7 millones sin financiar

Préstamos ayudaron a resolver el desequilibrio. Las deudas rezagadas de ejercicios anteriores son las que más complican la gestión de recursos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los resultados financieros del Gobierno al cierre de 2012 muestran un vacío en la disponibilidad de efectivo. Aunque el fisco logró un ahorro relativo, la brecha de liquidez, o dinero disponible, fue tan significativa que opacó los esfuerzos por reducir los gastos.

La Unidad de Análisis y Seguimiento del Presupuesto (UASP) en la Asamblea Legislativa preparó el informe sobre la ejecución del presupuesto el año pasado.

El documento destaca que los movimientos de efectivo del Gobierno (sin contar las empresas públicas y las instituciones autónomas) terminaron con un faltante de $347.7 millones.

Las operaciones del Estado no generaron los suficientes recursos y esa cantidad de gasto es como un “hoyo” en el balance final.

La unidad técnica de la Asamblea que se encargó del informe obtiene información de las diferentes direcciones del Ministerio de Hacienda (MH). Este medio intentó conocer la versión del ministerio sobre los resultados que consignó la UASP, pero al cierre de la nota no fue posible obtener respuesta.

El mismo informe señala que los préstamos ayudaron a resolver este desfinanciamiento; en particular el de $200 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “que no se observa en los movimientos de caja por ser desembolso directo en el BCR”. La reducción de $297.6 millones en el financiamiento del exterior contribuyó a la brecha entre gastos e ingresos incrementara 77.1 % en comparación con 2011, es decir, incrementó en $151.3 millones.

Sin embargo, a 2012, el Estado incrementó sus ingresos en 5.8 % o $194.9 millones.

Hacienda no revela en su resumen anual todas las operaciones corrientes, es decir, aquellas que reflejan precisamente las entradas de recursos y los desembolsos de la “caja chica”. En cambio, el reporte de la UASP sí considera esta información.

Presión sobre los recursos

Los gastos mostraron una reducción del 12.6 % frente a 2011 y cerraron en $4,307.7 millones, de acuerdo con el informe.

La comparación con ese año tiene un detalle importante: durante 2011 se pagaron $653.3 millones en bonos, una operación que supuso ingresos y gastos adicionales a las actividades normales del Gobierno.

Si se deja fuera el efecto de honrar estos bonos, resulta que 2012 trajo, más bien, un incremento en el gasto de $33.7 millones.

Los destinos que mayor aumento registran son remuneraciones, con $56.6 millones más, e inversión en infraestructura, con $11.4 millones adicionales.

Los subsidios, la inversión especial y de arrastre, así como las deudas pendientes con proveedores de bienes y servicios (provisiones) se convirtieron en la presión más fuerte sobre la disponibilidad de dinero.

Solo en provisiones, Hacienda habría aprobado $257.2 millones, de acuerdo con la unidad técnica. Pero en febrero, el ministerio indicó a este medio que se habían aprobado solo $49.8 millones, que se arrastraban desde 2011.

Tags:

  • Asamblea legislativa
  • diferentes direcciones
  • sobre los resultados

Lee también

Comentarios

Newsletter