“25 años son el reflejo de la solidaridad del pueblo español con El Salvador”

Enlace copiado
Enlace copiado
<p>nacion</p><p>La embajada de España celebró esta semana 25 años de cooperación oficial con El Salvador, un proceso que inició en 1987 y cuya inversión global supera los 680 millones de euros ($887 millones) destinados especialmente a programas humanitarios con una fuerte incidencia social.</p><p>Algunos “hitos principales” de la cooperación del país ibérico están centrados en la asistencia inmediata al terremoto que devastó San Salvador en octubre de 1986, pero más tarde en el papel protagónico de España como integrante del “Grupo de Amigos” del secretario general de Naciones Unidas en el proceso de paz que puso fin a 12 años de conflicto armado en El Salvador.</p><p>Ayer, durante su participación en la Entrevista en Línea de LA PRENSA GRÁFICA, Ignacio Nicolau, coordinador de la Oficina Técnica de Cooperación (OTC) de España, dijo que lo que ha ocurrido en 25 años es el reflejo de la solidaridad del pueblo español con el pueblo de El Salvador.</p><p>Recordó que esa cooperación ha evolucionado en el tiempo y ha pasado de ofrecerse como una respuesta a situaciones específicas o coyunturales, como ocurrió con los desastres naturales, a una “cooperación orientada a la eficiencia de la ayuda y apoyo a políticas públicas”.</p><p>El funcionario español precisó que en octubre de 2010 ambos países firmaron un marco de asociación para establecer áreas prioritarias de cooperación enmarcadas en el plan quinquenal del Gobierno salvadoreño.</p><p>El compromiso, dijo, es centrarse en el apoyo a las políticas de la salud, la seguridad, la modernización del Estado, la implementación de leyes o marcos jurídicos por la equidad de género y la lucha contra la pobreza. Se trataría de un proceso que se ha impulsado a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).</p><p>A diferencia de otros fondos que llegan al país en calidad de donaciones, Nicolau destacó que la cooperación de España no establece condiciones previas a los desembolsos y tampoco un retorno de los fondos para que sean ejecutados por empresas españolas.</p><p> “Tenemos confianza absoluta en las autoridades e instituciones salvadoreñas que ejecutan nuestros fondos, pero tenemos un equipo de expertos que acompañan este proceso”, señaló el funcionario para enfatizar en el fin último de generar un impacto social.</p><p></p><p></p><p>Pero España pasa actualmente por una de sus peores crisis económicas de los últimos tiempos, al grado que el gobierno de Mariano Rajoy se ha visto en la obligación de establecer severos ajustes presupuestarios a la cooperación externa, sobre todo con aquellos países que cuentan con suficientes recursos internos.</p><p>Nicolau admitió: “No vamos a tener los presupuestos de antes por una reducción presupuestaria muy grande que todos estamos sufriendo”. Pero pesar de esa realidad, “El Salvador seguirá siendo prioritario”.</p><h2>Agua potable y saneamiento</h2><p>Esta semana la AECID inaugurará en la occidental ciudad de Santa Ana dos programas estimados en un costo de $80 millones.</p><p>En el primer caso se trata de un programa que amplía la cobertura de agua potable para una población de 20,000 personas que se ubican en extrema pobreza en el área rural y periurbana.</p><p>En segundo está referido a la construcción de un colector central que pasa por el corazón de la ciudad y que se espera asegure el saneamiento de más de 200,000 personas.</p><p>La mayoría de estos proyectos, precisó Nicolau, son coordinados con el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) o el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).</p><p>En esta oportunidad, el Gobierno puso $20 millones como contraparte beneficiada.</p><div class="blogBox"></div>

Tags:

  • economia
  • nacional

Lee también

Comentarios

Newsletter