Lo más visto

250,000 empleos perdidos por la crisis del café

Entre la mella que causan la baja producción anual y la inseguridad, durante los últimos años, las contrataciones en las fincas han disminuido de manera notable. Los cafetaleros hacen un esfuerzo por usar fondos propios para resolver.
Enlace copiado
250,000 empleos perdidos por la crisis del café

250,000 empleos perdidos por la crisis del café

250,000 empleos perdidos por la crisis del café

250,000 empleos perdidos por la crisis del café

Enlace copiado
Los problemas que atraviesan los productores y beneficiadores de café han provocado la pérdida de 250,000 empleos en este sector, de acuerdo con Sergio Ticas, quien fue electo presidente de la Asociación Cafetalera (ACAFESAL) hace poco más de dos años.

Los datos del Consejo Salvadoreño del Café (CSC) muestran que en la temporada 2010/2011 había 130,700 empleos en la caficultura y ese número, hasta octubre 2015, muestra que son 49,944. En otras palabras, de acuerdo con datos del Gobierno, hay 80,756 menos que hace cuatro años.

La reducción en las fuentes de empleo está relacionada con la caída en la producción, que frente al ciclo 2010/2011 es de 64.6 %. Pero los propietarios de las fincas consideran que la inseguridad y los crímenes también han desmotivado a los jornaleros.

“En dos años se han perdido 250,000 empleos”, aseguró Ticas ayer, durante una conferencia de prensa. Ticas tiene una finca en Chalatenango.

El cultivo del café genera empleos durante todo el año: para aplicar agroquímicos, abono, podar el cafeto, quitar malezas, cortar los cerezos y para seleccionar los granos. Luego hay otra cadena de trabajo en la etapa industrial que llega hasta la exportación.

María Elena de Botto, presidenta de la Alianza de Mujeres por el Café, comentó que también hay menos espacio de contratar gente en estos momentos. “Hemos contratado a un tercio de las personas en comparación con las que trabajamos el año pasado. Pero al que ha venido le hemos dado trabajo”, dijo De Botto.

Por su parte Carlos Borgonovo, presidente de la Asociación de Beneficiadores de Café (ABECAFE) explicó que “debido a una baja cosecha, los cortadores no están tan deseosos de trabajar”. Para este año habrá una nueva caída en la producción de café. El CSC calcula que la producción 2015/2016 será 12 % inferior a la 2014/2015, de manera que podrían obtenerse unos 830,000 quintales.

“Además, hay zonas donde hay temor de migrar a trabajar. Los habitantes de una comunidad tienen miedo de llegar a trabajar a otra. Se sienten amenazados”, explicó Borgonovo. Al igual que en las comunidades de la zona urbana, las pandillas controlan la salida y el ingreso en territorios específicos, por ejemplo, en las fincas de café. “En esta cosecha, este problema en particular se agudizó y es urgente abordarlo este año”, dijo Borgonovo. Este medio ha solicitado una entrevista con los voceros de la Policía Rural desde el año pasado, pero la institución no ha dado respuesta.

Botto lamentó que los problemas de empleo alimentan el deseo de migrar. “Cuando hablamos con los trabajadores, su única visión es irse al norte, a Estados Unidos. Tenemos que luchar por que ellos se sientan felices y seguros de estar aquí; si no, El Salvador se quedará sin población”, comentó De Botto.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) incluyó a los jornaleros del café en el grupo de población que incluirán en sus programas de asistencia alimentaria, debido a la drástica caída en la producción después del ataque de roya en 2012. Del total de personas que entrevistó el PMA, nueve de cada 10 perdieron el empleo, o al menos redujeron significativamente las horas dedicadas a su labor luego de la infestación del hongo de la roya en el parque cafetalero.

El PMA también mostró que la mitad de los jornaleros del café ha comprado a crédito alimentos o han tenido que pedirlos “prestados”.

Tags:

  • cafe
  • empleo
  • corta
  • recoleccion
  • produccion
  • abecafe
  • caficultura

Lee también

Comentarios