600,000 quintales de maíz se negociarán vía bolsa

El mecanismo bursátil ha favorecido a un grupo de asociaciones agropecuarias, que ahora tienen un precio estable. Operaciones de convenios reportaron $18 millones en 2012.
Enlace copiado
600,000 quintales de maíz se negociarán vía bolsa

600,000 quintales de maíz se negociarán vía bolsa

Enlace copiado
El convenio del maíz blanco entre productores y agroindustriales abrió espacio para que 600,000 quintales de este grano se compren a través de la Bolsa de Productos y Servicios (BOLPROS). El grano corresponde a la cosecha 2012/2013.

Esta cantidad es menor a los 700,000 quintales que se acordaron para la temporada 2011/2012.

El precio pactado se mantiene en $20 por quintal, más alto que el promedio de las diferentes plazas, que oscila entre $11 y $14.

Para Carlos Gómez, gerente general de BOLPROS, el precio de $20, más alto que la plaza, influyó sobre la variación de la oferta este año. Hasta la tercera semana de enero se había vendido 194,000 quintales de estos 600,000, según datos que proporcionó Gómez.

El total de quintales proyectado para intercambiar en BOLPROS se puede ir adquiriendo entre noviembre y marzo. Es en ese mes cuando entran a negociar los precios y las cantidades del próximo convenio vía bolsa.

Los miembros de organizaciones agropecuarias, como Ángel Soriano, de la Asociación de Desarrollo Integral del Sector Agropecuario (ADISA), han denunciado en ocasiones anteriores que los industriales no cumplen el compromiso para comprar el volumen y que se abastecen de maíz a un precio más bajo en el mercado informal. Pero estos acuerdos no establecen ninguna obligación para el empresario de comprar todo el volumen: solo les obliga a respetar el precio por quintal.

El año pasado, las operaciones del convenio de este cereal sumaron $7.93 millones, por 396,709 quintales.

Acceso al mercado

La BOLPROS trae muchas ventajas para los productores que logran inscribirse como proveedores. Sin embargo, solo el 1% del total de producción nacional, en promedio, pasa por este mecanismo. El resto de agricultores se las ingenia para colocar su maíz en el mercado, aunque tengan que entregar su cosecha a intermediarios informales, mejor conocidos como coyotes.

“Las condiciones del convenio son para favorecer a los productores”, explicó Gómez. El mecanismo se ideó hace 10 años, con el arroz. El Gobierno planteó esta alternativa frente a la amenaza que implicaba para la producción nacional una importación masiva a través de las cuotas del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos (o CAFTA-DR, en inglés). Hace pocos años nació el del maíz y el del sorgo.

Vía convenio, el productor tiene un precio y un comprador asegurados. De hecho, la BOLPROS tiene diversos mecanismos para asegurar que el maíz negociado se pague con prontitud y según lo establecido. Si el empresario agroindustrial no cumple las reglas, podría enfrentar hasta un juicio.

Soriano mencionó la semana pasada que también hace falta vigilar más las importaciones. Han pedido ayuda al Gobierno, junto con otras asociaciones de agricultores, para que tomen medidas frente a las compras del exterior.

Gómez señaló: “Ese también es el éxito que ha tenido este proyecto: que los agricultores estén asociados”, porque así se les facilita el transporte del producto y el cumplimiento de volumen.

Tags:

  • precio pactado
  • Bolpros
  • variacion de oferta

Lee también

Comentarios

Newsletter