78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

La baja rentabilidad que se obtiene de los ahorros, en primer lugar, reduce los montos de los que el trabajador dispondrá cuando llegue su retiro. Expertos señalan además otros motivos, como la inestabilidad laboral que impide una cotización constante en la vida laboral.
Enlace copiado
78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

78 % de quienes ahorran en AFP recibirá pensión mínima

Enlace copiado
El Gobierno prevé que tres de cada cuatro trabajadores que están ahorrando para su pensión recibirán el ingreso mínimo que establece la ley cuando se retiren. Una de las razones: sus ahorros generan muy poco rendimiento.

Carlos Cáceres, titular del Ministerio de Hacienda (MH), dijo: “el 78 % de la población cotizante solo va a tener derecho a la pensión mínima. Solo el 22 % de los cotizantes tendrá derecho a una pensión arriba de la mínima”.

El ministro se refiere a los trabajadores que alimentan su cuenta de ahorro individual, un patrimonio que está bajo custodia en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Los que mantienen activa su cuenta, según datos oficiales a enero de este año, son 668,227 personas.

Los ahorros del trabajador crecen con las cotizaciones, cuando reciben un salario fijo, con aportes voluntarios, y con la ganancia acumulada en el tiempo.

La ganancia o rentabilidad proviene de las inversiones que hacen las AFP.

Si bien las cuentas son individuales, las AFP las juntan para constituir el fondo de pensiones y buscan en qué invertirlo. Así se los manda la ley vigente.

Datos de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) indican que el fondo de pensiones ya suma $8,109 millones a enero. La rentabilidad promedio de este fondo fue 3.78 % en enero.

Carlos Pérez, investigador de macroeconomía en la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), dijo que los números que mencionó Cáceres son muy cercanos a la realidad de lo que sucederá. “La rentabilidad del fondo de pensiones es tan baja que difícilmente pueden aspirar a una pensión más alta”, dijo el investigador de FUNDE.

La rentabilidad viene con las inversiones. Sin embargo, la Ley de Pensiones es muy rígida en cuanto a las opciones que tienen las AFP para colocar el dinero de los trabajadores y permitir que generen algún rendimiento. De hecho, $8 de cada $10 del fondo se ha utilizado en papeles del Gobierno. Con mayor detalle: el 57 % de todo el fondo lo absorben unos títulos llamados CIP, que también son títulos del Gobierno. Estos CIP rinden 1.15 % desde hace aproximadamente seis años. Pérez advirtió que esto significa que son más de $4,000 millones que están ganando un estimado del 1.15 %.

Otros motivos

La privatización del sistema de pensiones ocurrió en 1998. Luego, en 2001, llegó el bimonetarismo, hasta terminar en la dolarización.

Cáceres mencionó que el cambio de moneda oficial provocó que la rentabilidad de los fondos cayera de 14 % a 6 %. María Elena Rivera, coordinadora del programa Estudios sobre Políticas Públicas de la Fundación Doctor Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO), explicó que, con la llegada del dólar, “la tasa de interés se ubica en 7.8 % descendiendo 5.7 puntos porcentuales en relación al año 2000”.

Según Rivera y Pérez, hay otro elemento que obstaculiza el crecimiento del fondo de pensiones: el nivel de inestabilidad laboral, los bajos salarios y rotación en la economía local. Los trabajadores cambian de trabajo con frecuencia y pueden pasar meses sin cotizar. Además, hay algunos que se ven obligados a moverse hacia el sector informal, donde tampoco se ahorra para seguridad social.

En el mediano plazo, Rivera destacó que no todos podrán llegar a completar los 25 años (300 cotizaciones) de trabajo que exige la ley, cuando cumplen la edad necesaria. “El requisito de 25 años de cotización para tener derecho a una pensión es bastante alto considerando la realidad salvadoreña”, dijo Rivera. Es más, Rivera añadió que “lo anterior se confirma con que aproximadamente el 60 % de solicitudes de pensiones por vejez terminan en devolución de saldo porque no logran cumplir el requisito del tiempo cotizado”.

Cuando se devuelve el saldo, la persona no recibirá un ingreso programado, sino que se le entregan sus ahorros de una vez.

En este punto, vale la pena recordar que incluso quienes tienen una cuenta activa son privilegiados: los cotizantes de las AFP son el 24 % de todas las personas que tienen las condiciones para entrar al mercado laboral formal (Población Económicamente Activa, PEA).

Además, hay un estimado de 100,000 personas que sí ahorran para el sistema de salud en el ISSS, pero no para su pensión.

Omitió el tema

Cáceres, quién se extendió al hablar de los problemas que heredaron de Gobiernos anteriores, no dijo una palabra sobre cómo asegurar una mayor rentabilidad para los trabajadores.

Esto exige una reforma, tal como lo ordenó la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (leer nota de arriba).

Sin embargo, en ocasiones anteriores, ha trascendido que el Gobierno analiza establecer un sistema mixto de pensiones.

Una de las propuestas de reforma sería la combinación de las funciones de las AFP con las que tenían el INPEP y el ISSS en el sistema público de reparto. De hecho, han contratado a un consultor extranjero para que analice la viabilidad del mixto.

Pérez, investigador de FUNDE, advirtió que con un sistema combinado de pensiones es muy probable que el trabajador pierda aún más de sus ahorros: una parte se iría para su cuenta individual y otra para pagar las pensiones de quienes ya están jubilados.

El ministro de Hacienda ya se ha comprometido a buscar pensiones dignas con la reforma.

Tags:

  • pensiones
  • ahorro
  • rentabilidad
  • reformas
  • trabajadores

Lee también

Comentarios

Newsletter