Lo más visto

Más de Economía

“A nadie se le está impidiendo la entrada al país”, asegura presidente de CEPA sobre viajeros

La Sala de lo Constitucional ha ordenado no impedir a ningún salvadoreño su ingreso al país, pero el gobierno insiste en exigir a cada viajero la prueba PCR.  Expertos en derecho aseguran que el gobierno actúa arbitrariamente y desobedece a la sala.

Enlace copiado

Asimismo, el presidente de CEPA defendió la exigencia del gobierno de una prueba Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) a todos los viajeros que quieran ingresar a El Salvador. - 00:00:00

Enlace copiado

“No se les está diciendo que no van a entrar, sino que es un protocolo... Las aerolíneas están pidiendo eso (la prueba covid-19) por razones justas, lógicas, de temas de salud para que los aeropuertos, no solo el internacional de El Salvador, sino todos los aeropuertos seamos realmente un filtro ante el virus”. 

Así defendió esta mañana, durante una entrevista televisiva, el presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Federico Ankiler, la exigencia del gobierno de una prueba Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) a todos los viajeros que quieran ingresar a El Salvador.

Aseguró, sin embargo, que no se está impidiendo la entrada a ningún salvadoreño, pero las autoridades de migración sí están pidiendo a cada pasajero que presente la prueba tomada con 72 horas de anticipación. Confirmó que el gobierno ha pedido a las aerolíneas que están operando que pidan la prueba a los pasajeros antes del abordaje. El gobierno multará con $6,000 a las aerolíneas por cada pasajero que no lleve la prueba.

Para respaldar la decisión del gobierno sobre la prueba, Anliker argumentó, por ejemplo, que no hay asientos de por medio al interior de los aviones; las naves vienen completamente ocupadas; los viajeros vienen hombro con hombro. Que cada viajero lleve la prueba “nos da una tranquilidad como ciudadanos de que, ni me van a infectar con el que vengo a la par en el avión, ni le voy a llevar el virus al país”, dijo.

La Sala de lo Constitucional suspendió el miércoles 17  pasado la exigencia de una prueba PCR como requisito para poder ingresar al país. Sin embargo, el gobierno ha desobedecido el fallo y, desde el pasado 19 de septiembre, fecha en que se reanudaron los vuelos de pasajeros en el aeropuerto Monseñor Romero, todos los pasajeros deben presentar la PCR al entrar al territorio nacional. 

Para Anliker el análisis que hacen expertos constitucionalistas al decir que se está coaccionando a los pasajeros y aerolíneas es una agenda política. “No es que a nadie se le está impidiendo la entrada al país...En este país estamos y hay que hablarlo francamente: si se pide (la prueba covid-19) que por qué se pide, si no se pide que por qué no se pide, entonces con ellos nunca se va a quedar bien”, expresó. 

En los primeros dos días de reapertura del aeropuerto no se han presentado inconvenientes y que la totalidad de pasajeros que han ingresado, aseguró; al menos especificó que los 967 viajeros que entraron al país ayer domingo  traían consigo la PCR válida.

Aclaró que no se está exigiendo ni sello ni firma del médico en la prueba, pero sí que lleven impresa la prueba. Son más de 100 países quienes la piden, no solo El Salvador, defendió.

FGR solo puede intervenir si hay una denuncia de un ciudadano afectado o de una aerolínea

Consultado durante la misma entrevista sobre las peticiones que expertos en derecho han hecho a la fiscalía de intervenir en este tema, el fiscal Raúl Melara aseguró que solo la misma sala puede decir si hay incumplimiento o no de su sentencia. 

Diversos abogados consultados por este periódico concuerdan en que el gobierno ha violentado la resolución de la Sala de lo Constitucional al continuar exigiendo la prueba a los viajeros y solicitan a la Fiscalía General de la República (FGR) a que actúe de oficio en contra de los funcionarios responsables.

La resolución de la Sala de lo Constitucional sobre que no se le puede impedir el ingreso al país a ningún salvadoreño está clara, es un hecho, dijo el fiscal, pero aseguró que “la Sala es la única que puede determinar cuándo una de sus resoluciones se ha incumplido. La fiscalía no puede entrar a interpretar si esta se ha incumplido o no ha sido cumplido”, aseguró. 

Melara consideró preocupante que se diga que la fiscalía debe de actuar de oficio y que se están cometiendo delitos. “Si hay algún funcionario que de manera indiscriminada, que de manera arbitraria, prohíbe la entrada de un salvadoreño al país, va a ser procesado, pero para eso debemos de tener conocimiento”, dijo.

En este sentido, aseguró que, para que la fiscalía pueda intervenir, el ciudadano al que se le impida el ingreso al país  o la aerolínea que se sienta coaccionada debe presentar una denuncia ante la institución fiscal. “Es la única manera en la que nosotros nos vamos a dar cuenta. Si a Juan Pérez le impiden la entrada, ya sea en Comalapa o en alguna frontera terrestre, la única manera que nosotros tenemos de saber, es que nos ponga una denuncia”, explicó.

De igual forma deben proceder las aerolíneas, dijo. “Si hay alguna aerolínea que se sienta coaccionada, pues que lo denuncie y nosotros vamos a proceder de acuerdo a lo que la ley nos ordena; en eso no nos va a temblar la mano, pero tampoco podemos adelantarnos y determinar que hay un incumplimiento a la resolución de la sala cuando esta no lo ha dictaminado”, expresó el jefe fiscal.

Agregó que, hasta el momento, la institución que dirige no ha recibido ninguna denuncia en este sentido.

El aeropuerto internacional de El Salvador se encuentra funcionando en un 20% de sus operaciones. Las aerolíneas que por el momento están operando son Avianca, American Airlines, United y Spirit, con un total de 13 destinos, detalló Anliker.

El resto de aerolíneas se irán incorporando gradualmente, dijo el presidente de CEPA, al tiempo que confirmó que a partir del 4 de octubre próximo, el aeropuerto iniciará el 100% de las operaciones.

Desde el pasado 19 de septiembre, 3,072 pasajeros salieron o entraron a El Salvador. El sábado 19, en total fueron 1,080 pasajeros (817 salieron y  263 entraron); el domingo fueron 1,992 pasajeros (1,025 salieron y 967 entraron) los que se movieron en el aeropuerto. En tiempos normales, anterior a la pandemia, el aeropuerto registraba entre 9,000 y 10,000 personas diarias que se movilizaban a través del aeropuerto. 




 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines