Lo más visto

Más de Economía

AMP prepara demanda por buque varado en La Unión

La panameña Guazapa S. A., ligada al conglomerado Alba Petróleos, no acató la orden de retirar el buque, ni pagó una multa.
Enlace copiado
AMP prepara demanda por buque varado en La Unión

AMP prepara demanda por buque varado en La Unión

AMP prepara demanda por buque varado en La Unión

AMP prepara demanda por buque varado en La Unión

AMP prepara demanda por buque varado en La Unión

AMP prepara demanda por buque varado en La Unión

Enlace copiado
La Autoridad Marítima Portuaria (AMP) prepara una demanda en contra de Guazapa S. A., empresa panameña relacionada con el consorcio de Alba Petróleos, por incumplir con el pago de una multa de $5,416 que se le impuso por infringir la ley local al dejar que un buque de su propiedad permaneciera sin autorización en aguas salvadoreñas, y por no presentar la documentación que exigen los reglamentos de la AMP.

LEA ADEMÁS: El negocio de Alba varado en La Unión

El buque tanquero MT Guazapa I, de bandera panameña, número de OMI 7432070 y con número de matrícula 43652-PEXT-2, permanece anclado desde octubre de 2015 en las instalaciones del puerto de La Unión Centroamericana, sin que a la fecha cuente con un permiso de la autoridad que regula al sector marítimo en El Salvador.

La multa a Guazapa S. A. la aprobó el consejo directivo de la AMP en febrero pasado, al concluir un proceso sancionatorio en contra de la sociedad abierto en noviembre de 2016. El director ejecutivo de la AMP, Mario Miranda, informó que la entidad prepara una demanda en seguimiento a una resolución del mismo consejo, emitida en marzo pasado, en la que se acordó proceder al cobro de la multa por vía judicial.

LE PODRÍA INTERESAR: CEPA abonó $9.3 millones más a deuda por La Unión

“Estamos preparando la demanda, que es una demanda de cumplimiento de sentencia para requerirlo vía judicial ese cobro, pero estamos tratando la manera de que nos paguen sin llevar el tema a los juzgados. Sin embargo, estamos preparando la demanda que seguramente se presentará en los próximos días”, manifestó Mario Miranda, director ejecutivo de la AMP, al ser consultado sobre el caso.

Varado desde 2015

A su llegada a El Salvador, en octubre de 2015, el capitán del buque propiedad de Guazapa S. A. informó a las autoridades que haría un “relevo de tripulación y embarque de combustible”. En enero de 2016, la AMP comenzó a indagar sobre el barco. Fue el 16 de enero, que el presidente y representante legal de Guazapa, José Mauricio Cortez Avelar, respondió que durante los próximos seis meses “darían mantenimiento rutinario y harían reparaciones al buque”.

LEA TAMBIÉN: Cinco problemas que hacen que operar el puerto de La Unión sea  un verdadero reto 

Una investigación preliminar de tres instituciones en Estados Unidos identificó a Cortez Avelar como uno de los principales prestanombres de José Luis Merino, viceministro para la Inversión y Financiamiento para el Desarrollo, y uno de los líderes del partido en el gobierno, según una investigación publicada por la revista Séptimo Sentido de LA PRENSA GRÁFICA.

La respuesta del presidente de Guazapa S. A. fue apenas el inicio de una serie de intercambios en donde la AMP le ordenó en el menos dos ocasiones el zarpe y salida del buque de su propiedad de las aguas marítimas salvadoreñas sin ningún resultado.

El 20 de enero de 2016, Cortez Avelar pidió a la AMP un permiso “temporal” para permanecer en el oriente del país 90 días, “mientras realizan reparaciones y mantenimiento al buque”, lo que incluía la instalación de algunos repuestos solicitados al extranjero y que a esa fecha no habían llegado, según copia del expediente del caso al que LA PRENSA GRÁFICA tuvo acceso por medio de una solicitud de información pública.

La AMP previno entonces a REMAR, agente marítimo de Guazapa S. A., para que presentara los documentos respectivos para regularizar la permanencia del buque en el país. Se ordenó, además, una inspección exhaustiva al buque para determinar la gravedad de las averías, y si estas hacen difícil o imposible la navegación, y verificar la fecha en que los repuestos vendrían al país y el tiempo estimado en que concluiría la reparación.

En una de las primeras inspecciones, el personal de la AMP observó “un alto grado de corrosión en toda la integridad estructural del buque, por lo que no puede operar carga y descarga de hidrocarburos”.

En abril de 2016, el consejo directivo ordenó de nuevo al buque Guazapa I zarpar. Pero una vez más llegaron las notas del representante de la empresa pidiendo a la autoridad les diera más prórrogas para que el buque permaneciera en el país. La mayor parte fueron concedidas por la AMP hasta que en octubre pasado, esta informó a su homóloga, la Autoridad Marítima de Panamá, sobre la situación del buque. La respuesta fue que se iban a seguir los correctivos pertinentes para que la nave cumpliera con la normativa.

Cortez Avelar les notificó ese mes que Guazapa solicitó permiso para fondearse frente a la base de la Fuerza Naval de La Unión y que se había pagado a la tripulación y que se estaba en proceso de solventar los pagos restantes. “La sociedad panameña Guazapa S. A. ha incumplido los plazo que le señaló la AMP para efectuar las reparaciones y zarpar; después de permanecer más de un año en aguas territoriales salvadoreñas, sin concluir las reparaciones, es evidente el descuido y poco interés en acatar lo dispuesto por la AMP de El Salvador”, fue la conclusión de la misma AMP, según el expediente. Durante ese tiempo, el buque fue inspeccionado por la Fuerza Naval e incluso por un técnico de la Autoridad Marítima de Panamá.
 

Lee también

Comentarios