Lo más visto

ANDA y CEL mantienen pugna por pagos y precio de la energía

La ANDA asegura, y muestra recibos, que le ha pagado a CEL la energía que usa. CEL, sin embargo, insiste en que hay deuda.
Enlace copiado
ANDA y CEL mantienen pugna por pagos y  precio de la energía

ANDA y CEL mantienen pugna por pagos y precio de la energía

ANDA y CEL mantienen pugna por pagos y  precio de la energía

ANDA y CEL mantienen pugna por pagos y precio de la energía

ANDA y CEL mantienen pugna por pagos y  precio de la energía

ANDA y CEL mantienen pugna por pagos y precio de la energía

Enlace copiado
Dos empresas del Estado, ANDA y CEL, mantienen una pugna por los pagos de energía eléctrica que ANDA utiliza para dar el servicio de agua potable. Ambas reportan precios diferentes por la energía, lo que complica que se resuelva el endeudamiento crónico que ANDA mantiene con CEL y que ya ha afectado sus operaciones.

LEA ADEMÁS:$1,239 millones ha costado a la CEL subsidiar energía

Desde hace más de 10 años, ANDA puede pagar el servicio de energía eléctrica con un precio más bajo, en comparación con otras empresas que son privadas y que no tienen la misma función social. Pero todavía con esta facilidad, ANDA tenía dificultades para poder cancelar su factura por este servicio. Ese precio preferente es más conocido como un “subsidio” de CEL para la ANDA.

Según datos oficiales, entre 2007 y 2017, esta facilidad para ANDA en el pago del servicio de energía permitió un ahorro estimado en $379.6 millones, aunque entregar esa energía costó más de $500 millones.

LEA TAMBIÉN: Subsidios y deuda de ANDA afectan las finanzas de CEL

Su contraparte directa en esta operación es la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), otra empresa del Estado. CEL recibe el pago por la energía que la autónoma utiliza. En este sentido, ANDA afirma que entre 2007 y 2017 ya ha cancelado $241.79 millones de todo lo que tiene acumulado y pendiente con CEL. Parte de ese dinero se pagó con fuentes propias y otra parte con deuda.

La diferencia llegó a 40 %

A partir de 2012, las dos empresas del Estado manejan datos diferentes a la hora de saber cuánto se deberá pagar por el servicio y, por tanto, datos diferentes de cuánto es el pendiente a pagar.

Al final, esto impacta sobre el manejo de las finanzas en cada entidad y en la capacidad total para poner en marcha obras de infraestructura. Un ejemplo de esta situación fue lo que pasó hacia finales de 2016, cuando la empresa energética enfrentó serios problemas de liquidez y la empresa de agua debió usar un paquete de dinero prestado para cubrir sus compromisos.

LE PODRÍA INTERESAR: Piden a CEL que cobre a ANDA dineros para pagar subsidios

Así, CEL consigna que para el primer trimestre de 2012, dio un precio de $61.71 para la ANDA por cada megavatio. El megavatio (MW) es la referencia para medir la energía que se consume. Mientras que ANDA reporta, en ese mismo período, un precio promedio de $71.7 por MW. Aunque el documento indica que este precio ya tiene IVA, si se resta el impuesto el resultado sigue siendo diferente.

Luego, las discrepancias crecen y crecen en cada trimestre (ver el gráfico). Aunque se haga la misma operación de restar el IVA, no se compensa y en el segundo trimestre de 2015 CEL calculó un precio que era $30 más caro (40 %), por megavatio ($116.4 MW/h), en comparación con lo que ANDA detalló ($72.8, ambos con IVA).

Explicaciones

Marco Fortín, presidente de ANDA, explicó que ellos toman como referencia el decreto legislativo 119 que aprobaron los diputados para tratar de poner orden a el consumo de energía. Una fuente de CEL que pidió no revelar su nombre ni su cargo indicó que ellos, también, toman como referencia ese decreto y un acuerdo suscrito con anterioridad entre ambas partes.

Entonces, lo que sucede es que ambas entidades han hecho una interpretación diferente.

La versión publicada en el Diario Oficial del decreto 119 consigna que la empresa energética deberá vender a ANDA “la totalidad del suministro de energía de esta última a precio de mayorista”, que es como se le vende a las empresas distribuidoras.

Fortín agregó que acceder a un precio de mayorista también significa que hay cargos que ellos no deben asumir, como los que están relacionados con operaciones comerciales. “Le da estabilidad al precio”, dijo Fortín. Esto obedece a que la energía en El Salvador se transa en un mercado complejo y volátil, donde los actores cambian los valores a diario.

Mientras tanto, la CEL manifestó que el suministro a la empresa pública de agua no depende solo de ellos, sino que acuden a varios actores del mercado cuando hace falta. Por esa razón, los costos también cambian y quienes le “revendieron” energía luego le cobran la factura; pero ANDA no reconoce esas diferencias porque se apega a la intención del decreto sobre mantener el precio estable.

Durante un tiempo, el Ministerio de Hacienda medió para resolver estos pagos pendientes; sin embargo, el ministro se negó a responder.
 
 
 

Tags:

  • CEL
  • ANDA
  • subsiidio
  • deuda publica
  • energia
  • distribuidoras

Lee también

Comentarios