ANEP celebra el XVI Encuentro Nacional de la Empresa Privada

El tema de este año es “El Salvador libre de corrupción”. El documento contiene propuestas para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas en el Estado.
Enlace copiado
Participación.  Los presidentes de los tres poderes están invitados.

Participación. Los presidentes de los tres poderes están invitados.

Agenda. Los temas abordados en los ENADE se enmarcan dentro de una estrategia denominada “El Salvador 2024”, que los privados proponen para el mediano plazo.

Agenda. Los temas abordados en los ENADE se enmarcan dentro de una estrategia denominada “El Salvador 2024”, que los privados proponen para el mediano plazo.

ANEP celebra el XVI Encuentro Nacional de la Empresa Privada

ANEP celebra el XVI Encuentro Nacional de la Empresa Privada

Enlace copiado
La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), que aglutina a medio centenar de gremiales del sector privado salvadoreño, celebra hoy la XVI edición del Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE). El tema de este año es “El Salvador libre de corrupción”.

Como cada año, se presentará un documento con las propuestas de los privados. El de este año comienza con un resumen de los aportes sociales del sector privado que, según este, sumó unos $633 millones en inversiones en la comunidad durante 2012, y la presentación de un código de ética para las empresas.

Este recoge varias medidas, entre ellas, las enfocadas en el quehacer ético de las empresas para con el Estado, como promover el cumplimiento efectivo de las leyes, normas y reglamentos establecidos por el gobierno y autoridades competentes, a escala municipal, nacional e internacional.

Además, habla de la necesidad de que las empresas que están fuera del sector formal se integren al mismo: “Insertar todas las actividades empresariales dentro del marco jurídico formal, promoviendo el cumplimiento de las obligaciones legales hacia el Estado a través de la estricta observancia en materia laboral, tributaria, administrativa, comercial y contractual, evitando usar los vacíos legales para prescindir de las responsabilidades que le atañen a la empresa”, dice la propuesta.

Además, indica que las empresas deben brindar al Estado informes transparentes y oportunos sobre la situación laboral y financiera de las mismas, según sea solicitada, y rechazar y denunciar el uso de prácticas deshonestas y anticompetitivas, incluidas extorsiones y sobornos, para beneficiarse de posibles contratos o acuerdos con el Gobierno.

En una segunda parte recoge una serie de acciones para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas en el sector público.

Un primer conjunto de propuestas se concentran en el fortalecimiento de la auditoría de los fondos públicos, a través de una mayor independencia de la Corte de Cuentas, reformas a la ley de esta, mejoras a la independencia de la Fiscalía General de la República, reformas al Código Procesal Penal, a la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP), a la de Acceso a la Información Pública, y finaliza con la Ley de Transparencia en el Financiamiento de los Partidos Políticos y la Ley de Especial contra el Enriquecimiento Ilícito y Combate a la Corrupción.

En un segundo apartado, referente a la transparencia y la eficiencia del sector público, se recogen tres propuestas. La primera es la implementación en la administración pública de evaluación social de todos los proyectos en que las diferentes entidades públicas planteen la asignación de presupuesto a aquellos proyectos públicos con mayor rentabilidad social.

La segunda propuesta es la ampliación obligatoria del mecanismo de subasta inversa electrónica para las compras de bienes y servicios en la administración pública, con lo cual se logrará transparencia y ahorro como resultado de los mejores precios obtenidos en la subasta.

Este apartado cierra con un llamado a establecer límites constitucionales para la sostenibilidad fiscal como la deuda pública, déficit fiscal y la emisión de deuda de corto plazo, como las Letras del Tesoro (LETES), así como la incorporación de una regla constitucional para que cada legislación cuente con su respectivo financiamiento.

Por otra parte, se proponen cláusulas de escape, presupuestos flexibles y plurianuales; así como la creación de un consejo de responsabilidad fiscal con representación únicamente de la sociedad civil. Los presupuestos plurianuales no son una propuesta nueva, y de hecho han sido discutidos en foros con diputados en años anteriores, pero no ha llegado a aprobarse un cambio de ley que permita aplicarlos.

Finalmente, el ENADE aborda el rol de la sociedad civil en el combate a la corrupción, con una compilación de casos internacionales de participación ciudadana y un resumen sobre esta en El Salvador.

“La participación ciudadana es crucial para lograr que los funcionarios y empleados públicos actúen y se comporten para asegurar la plena vigencia del Estado de derecho”, afirma. “La participación ciudadana constituye una expresión de demanda hacía una adecuada gestión pública”.

La transparencia paga

El documento del ENADE señala que los países con menor corrupción son también los que tienen mayor grado de desarrollo humano y mayor nivel de ética en sus entidades públicas.

“A menor corrupción mayor bienestar; dado que existe un ambiente que permite el desarrollo de las potencialidades de la población y el uso adecuado de los recursos del país”, sostiene.

El combate a la corrupción en el sector público es fundamental para el desarrollo de una sociedad: sus ciudadanos tienen certeza de que se aplicará la ley de manera transparente y que se hará uso eficiente de los impuestos al implementar políticas públicas, agrega.

Como ejemplo, cita el caso de Dinamarca, que es número 1 en el ranking de países menos corruptos, en el Índice de Percepción de Corrupción, es número 9 en los países con más ética y número 4 en el ranking del Índice de Desarrollo Humano. El Salvador ocupa las posiciones 72, 102 y 116 de los mismos ranking, respectivamente.

“El Salvador requiere de más inversión para generar más y mejores empleos, siendo este el único camino sostenible y seguro para disminuir la pobreza. Ello requiere defender y consolidar la democracia, contar con empresas sostenibles, con un marco legal competitivo y un ambiente de seguridad ciudadana libre de corrupción”, dijo Jorge Daboub, presidente de la ANEP.

Tags:

  • ANEP
  • ENADE
  • Encuentro Nacional de la Empresa Privada
  • transparencia
  • corrupcion
  • LACAP
  • sobornos
  • etica
  • fondos publicos

Lee también

Comentarios

Newsletter