ANEP: reforma no bajará deuda de pensiones

La gremial asevera que el esquema de reparto que plantea el Gobierno ha fracasado ya en otros países, y que hará que suba la deuda previsional. Piden que se mejore la rentabilidad del fondo de pensiones y que se permita invertirlo en proyectos de desarrollo.
Enlace copiado
ANEP: reforma no bajará deuda de pensiones

ANEP: reforma no bajará deuda de pensiones

ANEP: reforma no bajará deuda de pensiones

ANEP: reforma no bajará deuda de pensiones

Enlace copiado
Regresar a un sistema de pensiones basado en un fondo de reparto, como el que existía en el país hasta 1998, aumentaría la deuda previsional y la haría llegar a los $40,000 millones, aseguraron representantes de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

“Ahora se quiere regresar otra vez al sistema antiguo de reparto, con lo cual la deuda se va a aumentar a un 60 %, va a pasar de ser de $26,000 millones a $40,000 millones. Esa es la reforma que está promoviendo el Gobierno y sin tener dinero para pagarla”, resumió Waldo Jiménez, director de Asuntos Económicos y Sociales de ANEP.

En El Salvador se pasó de un sistema de pensiones de reparto a uno de ahorro individual en 1998. El Gobierno se quedó con el compromiso de pagar las pensiones de quienes habían cotizado con el ISSS y el INPEP. Dicha deuda, la deuda previsional, suma unos $26,000 millones, dijo la ANEP, con base en datos del Ministerio de Hacienda (MH).

El Ejecutivo ha anunciado que promoverá reformar el sistema actual, basado en cuentas individuales, en las que cada trabajador tiene un ahorro a su nombre para poder sostener su futura pensión. El Gobierno quiere que se cambie por un esquema mixto, en el que los trabajadores que ganen dos salarios mínimos o menos pasen a un sistema público. Quienes ganen más de esto cotizarían el equivalente a dos salarios mínimos en el sistema público, y el resto, en el sistema privado, de cuentas individuales. La ANEP dice que esto ya ha fracasado en otros países.

La propuesta también ha sido criticada por analistas, por considerarla una mera solución contable a los problemas fiscales que se derivan del pago de la deuda de pensiones. Roberto Lorenzana, secretario técnico de la Presidencia, sostiene que el objetivo de la reforma es que más personas puedan ahorrar para su pensión. Hoy por hoy, solo una cuarta parte de los trabajadores cotiza en las administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

La ANEP acusó al Gobierno de confundir a la población, de usar un discurso de lucha de clases, de pobres contra ricos, para justificar la reforma bajo el argumento de que las administradoras de pensiones tienen ganancias millonarias.

“Usan esa lucha de clases para justificar quitarle el dinero a las familias de menores ingresos, que son a los que obligatoriamente estarían pasando a un sistema único de reparto, un sistema de reparto que ha fracasado en todas partes del mundo”, dijo Jiménez.

María Elena Rivera, especialista en el tema de pensiones e investigadora de la Fundación Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO), dijo, por su parte, que la propuesta del Gobierno se enfoca únicamente en la parte fiscal, y deja de lado cosas vitales, como el aumento de la cobertura de las pensiones, de la suficiencia de los fondos de pensión y la evaluación de los parámetros para la jubilación.

El Ejecutivo ha admitido que con la reforma se busca asegurar que el Estado tenga los recursos necesarios para garantizar el pago de las pensiones a la población. “Si no se hace la reforma, realmente es como se comprometen los recursos del Estado, es como se compromete la estabilidad y la predictibilidad de que haya pensiones. Si no se hace esta reforma, habrá incertidumbre de que haya pensiones para toda la gente”, dijo Roberto Lorenzana, secretario técnico de la Presidencia.

Dinero que no crece

Las gremiales empresariales, el Gobierno e instituciones no gubernamentales coinciden, sin embargo, en que es necesario mejorar la rentabilidad de los fondos de pensiones, ya que si este dinero no crece, se reduce la pensión que los trabajadores recibirán una vez se jubilen. La Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) reportó que los fondos para pensión cerraron 2015 con una rentabilidad de 1.26 %.

Los fondos de pensiones suman $8,637.02 millones, que han sido ahorrados por 2.1 millones de salvadoreños que alguna vez han cotizado en una AFP. Con rendimientos menores al 2 % anual, una persona se pensionaría con apenas un tercio de su último salario.

La ANEP recordó que hace dos años presentó una propuesta de reforma al Ejecutivo, en la que se incluía aumentar la cobertura del sistema, fomentar el ahorro voluntario de parte de los trabajadores, contrarrestar la evasión, fortalecer las gestiones de cobro y mejorar la atención a los usuarios.

“Si solo pusieras el ahorro en una caja, necesitarías ahorrar durante 10 años para tener pensión para un año, pero resulta que el sistema de pensiones donde cada quien es dueño de sus ahorros no funciona de esa manera, los ahorros se toman y se invierten, y según la ley original, se invierten de manera diversificada. Todos los títulos que no son esos del Gobierno han tenido una rentabilidad del 9 %; con una rentabilidad del 9 % después de 25 años, en 30 años cotizados los salvadoreños tendrían una pensión del 70 % del salario”, ejemplificó Jiménez.

Instituciones, empresas y organismos han obtenido financiamiento con el fondo de pensiones, pero un 80 % de este dinero está invertido en papeles emitidos por el Estado, por deuda pública. “Eso se considera una inversión de mayor riesgo porque está concentrada en un mismo tipo de deuda”, comentó María Elena Rivera, de FUNDAUNGO.

ANEP dice que los fondos para pensiones podrían invertirse en proyectos de desarrollo, en un ganar-ganar que permitiría no solo fomentar el crecimiento económico, sino que los trabajadores reciban más intereses por el uso de sus ahorros. Pero para ello habría que eliminar las trabas que pone la misma ley.

“Ahora mismo hay un proyecto de 355 megavatios de energía que requiere $900 millones. Los fondos de pensiones podrían invertir en proyectos como este y tener una mayor rentabilidad”, concluyó Jiménez.

Tags:

  • pensiones
  • rentabilidad
  • reforma
  • anep

Lee también

Comentarios

Newsletter