ASAFONDOS: fondos de pensión deben crecer más

La asociación de las AFP propone que se reestructure la deuda que el Gobierno mantiene con los fondos para las pensiones.
Enlace copiado
Sin cobertura.  Actualmente solo uno de cada seis adultos mayores recibe una pensión, y solo uno de cada cuatro trabajadores está ahorrando para su futuro retiro.

Sin cobertura. Actualmente solo uno de cada seis adultos mayores recibe una pensión, y solo uno de cada cuatro trabajadores está ahorrando para su futuro retiro.

ASAFONDOS: fondos de pensión deben crecer más

ASAFONDOS: fondos de pensión deben crecer más

Enlace copiado
La Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensión (ASAFONDOS) insistió una vez más en que los fondos para las futuras pensiones están creciendo muy poco, situación que pone en riesgo de pobreza a los futuros jubilados.

El director ejecutivo de la entidad, René Novellino, fue el encargado de una exposición realizada este martes en la Asociación Salvadoreña de Industriales, en la que habló de las propuestas que tienen las AFP para corregir los problemas que atraviesa el sector.

“El objetivo primario es que se establezca y funcione un sistema de pensiones que reduzca el riesgo de pobreza en la vejez, casos de discapacidad o muerte. El riesgo de pobreza se ve reducido en la medida que el sistema sea capaz de ofrecer a la mayor cantidad de personas posible la garantía de un ingreso que cumpla con las características de ser sostenible y suficiente”, indicó.

Recordó que el sistema actual tiene problemas de cobertura, pues solo uno de cada cuatro trabajadores ahorra para su futura pensión, y solo uno de cada ocho cumple con los requisitos para jubilarse.

La baja cobertura tiene mucho que ver con la gran cantidad de personas que laboran en el sector informal, además de las cifras de desempleo, que en el país son de alrededor del 7 %.

Pero, para las AFP, uno de los aspectos que urgen tratar es que la rentabilidad de los fondos es baja. Una de las principales causas de ello, según ha dicho ASAFONDOS en reiteradas ocasiones, es la obligatoriedad de invertir los ahorros de los trabajadores en títulos del Estado.

El sistema público (ISSS e INPEP) no cuenta desde 2002 con recursos propios para pagar las pensiones a su cargo.

El Estado de El Salvador estableció un mecanismo de financiamiento desde 2006: la emisión de deuda, que es adquirida por los trabajadores afiliados a las AFP.

El saldo de la deuda ahora es de $4,800 millones. Actualmente el Estado de El Salvador eroga alrededor de $100 millones al año para el pago de pensiones, cifra que equivale a un 2 % del Presupuesto General de la Nación.

La propuesta

Las AFP proponen reestructurar la deuda de pensiones para que le sea más fácil al Gobierno hacerle frente. Paralelamente, se debe mejorar la cobertura del sistema previsional, y asegurar que los futuros jubilados reciban pensiones dignas.

“El Gobierno debe reconocer la deuda previsional, y tratarla como un compromiso nacional. El Estado debe asumir el compromiso de destinar fondos del presupuesto general para fondear las pensiones”, insistió.

Esto parte por reestructurar la deuda de los Certificados de Inversión Previsional (CIP), instrumentos que el Gobierno emite para pagar las pensiones del ISSS e INPEP. “Se propone evaluar una sustitución del saldo de los CIP emitidos a la fecha, por un nuevo certificado a 25 años plazo, cuyas amortizaciones inicien en 2016. Esto daría espacio para que el Estado destine más recursos para el pago de intereses sobre la deuda en CIP”, indica la propuesta de ASAFONDOS.

Mientras tanto, el Estado debería buscar mecanismos de financiamiento para el déficit previsional que permitan disminuir la necesidad de emitir CIP.

Los CIP pagan tasas muy bajas, anteriormente de alrededor del 1 %. En 2014, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional ese interés, y desde entonces se emiten al 3 % anual, pero la mayoría de la deuda devenga intereses bajos e impacta negativamente en los rendimientos de los ahorros de los cotizantes. A menor rentabilidad, menos crecen estos fondos, y menor será la futura pensión que recibirá la gente.

La Corte ordenó a la Asamblea Legislativa aprobar un nuevo mecanismo para definir las tasas que pagan los CIP, pero hasta la fecha los diputados no han llegado a una conclusión.

“La falta de cumplimiento de la sentencia de la Corte significa que los salvadoreños dejan de percibir $180 millones anuales en sus fondos para pensión”, apuntó Novellino.

Pendiente

La propuesta de ASAFONDOS fue presentada al Ejecutivo el año pasado. El Gobierno ha anunciado que habrá una reforma en el sistema de pensiones, pero no la ha dado a conocer.

Lo que sí ha habido son declaraciones de funcionarios, como la del ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, que se han referido a que habrá un sistema mixto público y privado.

En principio, todo trabajador con salario menor a $300 cotizaría con la AFP pública, y arriba de este ingreso habría la opción de seguir con las AFP privadas.

Este esquema ha sido criticado tanto por las AFP como por entidades como la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), la Fundación Dr. Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO) y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

Tags:

  • AFP
  • pensiones
  • ASAFONDOS
  • CIP
  • deuda
  • deficit
  • desarrollo
  • ASI

Lee también

Comentarios

Newsletter