Lo más visto

Más de Economía

Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Buscar financiamiento, conseguir materiales y cumplir con gastos mensuales son de los principales obstáculos para los emprendedores.
Enlace copiado
Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Acceso a mercados es el reto de los emprendedores

Enlace copiado
Los salvadoreños que optan por emprender enfrentan el reto de abrirse un espacio en el mercado, incluso cuando deciden incursionar en negocios inexplorados. La encuesta nacional a expertos del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) de 2014-2015 encontró que para los nuevos negocios es difícil ingresar a nuevos mercados, así como pagar los costos que eso puede representar.

La misma investigación señala que en este país la tasa de personas que emprenden por “oportunidad” es bastante alta en relación con naciones con economías similares; sin embargo, Manuel Sánchez Masferrer, coordinador del GEM, aclaró que el resultado es porque las personas ven el emprender como una forma de mejorar sus ingresos, y no excluye que muchos lo hagan por necesidad.

En el caso de Rodrigo Molina, que junto a su socia, Charlotte Murga, ha fundado Kotbak, que busca abrirse paso en el mercado del surf del país, un mercado que, según Molina, aún no ha sido explotado, la motivación ha sido el sueño de trabajar en algo relacionado con el deporte que le ha apasionado por 10 años.

Kotbak inició con la elaboración de accesorios para surf; no obstante, Molina tuvo que diversificar y ahora sus productos principales son ropa y “balance boards”, que son pequeñas tablas que se montan en un cilindro, que han sido tendencia en otros países.

Molina dejó de lado los accesorios por lo difícil que era encontrar materiales de calidad para elaborarlos, aunque sean materiales que abundan el país, pero en su mayoría se utilizan en la industria manufacturera y es difícil adquirirlos en cantidades pequeñas.

Con el caso de las telas para la ropa, el joven se ha encontrado con una dificultad similar. Dice que pese a que hay telas de muy buena calidad, ya están comprometidas para maquilas exportadoras.

El también joven emprendedor Leonel Monterrosa, que cofundó Lero con Roberto Juárez, un estudio de diseño, se encontró con un mercado con igual de oportunidades que retos.

Monterrosa afirmó que estudió diseño industrial e hizo parte de la segunda promoción de esa profesión en el país, por lo que pensó en incursionar en un área específica donde no hay suficiente oferta.

El diseñador se encontró con que el trabajo lo realizan personas de otras profesiones, como arquitectos; y cuando son cuestiones específicas, contratan diseñadores de otros países, el cofundador de Lero espera cambiar esa tendencia.

En esa línea, tanto él como su socio prefirieron crear el estudio que emplearse en una compañía por que podría tener más autonomía.

El joven explicó que la idea nació cuando ambos estaban en la universidad, pero terminó de tomar forma en diciembre de 2015, cuando tuvieron que enfrentarse a un nuevo reto: pagar costos de operación que llegan mes a mes, como un ayudante y un taller.

Apoyos externos

Otro obstáculo para los emprendedores es el financiamiento. Sánchez Masferrer argumentó que son pocas las personas que prestan en el sistema financiero, ya que los nuevos negocios representan riesgos grandes y generalmente sus creadores no tienen garantías. Según el experto, las personas recurren a créditos de sus familiares, amigos, e incluso al sector informal, donde los intereses que tienen que pagar son más altos.

Por otra parte, muchos no necesitan los fondos, ya que la mayoría de los emprendimientos de los salvadoreños no necesitan una inversión tan grande, ya que en su mayoría son tiendas.

Molina dejó de pagar dos cuotas de la universidad para invertir en los materiales que necesitaba, y posteriormente participó en un programa en el que se le otorgó un capital semilla. Monterrosa junto a su socio se preocuparon por reunir dinero, puesto que no querían tener que endeudarse.

La preparación previa es también una clave para lograr que los proyectos sobrevivan. El economista aclaró que la mayoría de las personas no tiene una preparación en temas de negocio.

Por su parte, Molina dijo que ha tenido la suerte de tener estudios en esa área y que existen programas de apoyo a microempresas, que han sido clave para su proyecto. Mientras que Lero ha logrado participar en concursos, lo que les ha otorgado posibilidades, como participar en ferias de diseño en otros países.

No obstante, el caso de ambos es una excepción, ya que la tasa de abandono que tienen los emprendedores en el país es alta, según el GEM.

Tags:

  • pymes
  • mypes
  • emprendedor
  • gem
  • esen
  • diseño
  • surf
  • textil
  • empresas
  • jóvenes

Lee también

Comentarios