Lo más visto

Más de Economía

Acuerdo con FMI servía como fondo estabilización

En períodos preelectorales, a los bancos se les exige mantener más efectivo reservado.
Enlace copiado
Enlace copiado
El acuerdo de préstamo precautorio (SBA, por sus siglas en inglés) con el Fondo Monetario Internacional tenía como función principal respaldar la liquidez del sistema frente a una situación extrema, como fuga de depósitos o de otros flujos de dinero.

En períodos preelectorales, el peligro de que los inversionistas o los depositantes retiren su efectivo aumenta. El motivo principal es la incertidumbre sobre las decisiones que tomará el Gobierno saliente, o el que será electo.

Sin el acuerdo de préstamo precautorio, los analistas consultados por este medio indican que todo el peso de respaldar la liquidez caerá sobre los bancos. La medida se conoce como el “encaje legal”, es decir, el porcentaje de los depósitos que los bancos tienen protegidos en el Banco Central de Reserva (BCR). Un porcentaje importante de estos recursos están invertidos en deuda del Gobierno.

Sin un garante como el SBA, el “encaje legal” tendrá que incrementar porque el BCR no puede asumir el papel de financiar instituciones con problemas de liquidez. La dolarización le quitó esta potestad.

Previo a las elecciones de 2009, este porcentaje de recursos protegidos pasó del 3% al 6% del total. El dinero se devolvió a los bancos paulatinamente, mientras avanzaba el período de transición.

Tags:

  • FMI
  • acuerdo de prestamo precautorio
  • elecciones 2014
  • SBA
  • SSF

Lee también

Comentarios