Lo más visto

Más de Economía

Administración Bukele deberá hacer ajuste fiscal, advierte el FMI

Para 2019 y 2020 se debe frenar el crecimiento acelerado de la deuda, dice el organismo. Otras prioridades incluyen el aumento de la recaudación a través de aplicación de medidas como la factura electrónica, agregó.

Enlace copiado
Ajustes.  El FMI volvió a urgir que se haga un ajuste fiscal, pero a diferencia de ocasiones anteriores, no mencionó medidas específicas, más allá de mejorar la recaudación e implementar la factura electrónica.

Ajustes. El FMI volvió a urgir que se haga un ajuste fiscal, pero a diferencia de ocasiones anteriores, no mencionó medidas específicas, más allá de mejorar la recaudación e implementar la factura electrónica.

Enlace copiado

El Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo multilateral que desde hace varios años ha encendido las luces de alerta por la ruta que llevan las finanzas públicas en El Salvador –deuda creciente, baja recaudación, desorden y poca eficiencia en el gasto– publicó este viernes el reporte de la revisión de la economía salvadoreña que hacen periódicamente misiones que llegan al país. Esta vez se repitieron las advertencias: entre 2019 y 2020 se debe parar la tendencia al alza en la deuda pública, mientras se mejora la recaudación y se impulsan medidas como la factura electrónica.

Esta evaluación, conocida como la consulta del capítulo IV porque es conforme al artículo IV de su Convenio Constitutivo que el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros y hace análisis de sus políticas económicas, tiene, sin embargo, un tono menos estricto que otros publicados anteriormente.

Por ejemplo, durante la administración de Mauricio Funes, la entidad urgió a hacer un ajuste fiscal de alrededor del 3 % del Producto Interno Bruto (PIB), unos $700 millones. Este ajuste debería hacerse, según el Fondo, vía medidas de control de gasto y de aumento de los ingresos fiscales. La propuesta incluía medidas como aumentarle dos puntos al IVA y llevarlo a un 15 % en lugar del 13 % actual, crear un impuesto predial, y congelar las contrataciones de empleados públicos, así como los salarios de estos.

En esta ocasión, el FMI destaca primero los avances que ha alcanzado el país en los últimos años. El texto inicia afirman que en la última década El Salvador "ha dado pasos importantes en materia de desarrollo social: la pobreza, la desigualdad y la migración a Estados Unidos disminuyeron, particularmente después de 2015, gracias a un gasto social sostenido y una economía en crecimiento".

Deterioro fiscal

En materia económica, afirma que a través del consumo interno y la inversión interna, el PIB real creció 2.5 % en 2018, y destaca que el superávit fiscal primario –la diferencia entre los gastos corrientes del Estado y su recaudación, sin contar el pago de intereses por deuda– aumentó aproximadamente un 1 % del PIB, "en razón de los importantes ingresos tributarios y de medidas impositivas extraordinarias".

Sin embargo, señala el FMI, el creciente gasto en intereses neutralizó la mejora del saldo primario y provocó un leve deterioro del déficit fiscal global. La deuda pública, incluidas las pensiones, siguió rondando el 70 % del PIB al cierre de 2018.

El panorama empeora en la medida que el propio FMI no cree que la economía salvadoreña mejore su crecimiento. Para este año, apunta a que llegará también a un 2.5 %, pero que "a mediano plazo converja hacia su nivel potencial de 2.2 %, conforme a las perspectivas de crecimiento mundial". Por tanto, en el escenario base, "la deuda pública aumentará levemente con el deterioro del saldo fiscal debido a la pérdida prevista de ingresos temporales y al creciente gasto en intereses".

Ajuste necesario

Los directores ejecutivos del FMI recalcaron la necesidad de realizar "sin demora" un ajuste fiscal que lleve a reducir la elevada deuda pública, y a aplicar reformas estructurales para incrementar el crecimiento potencial, incluidas medidas destinadas a luchar contra el delito, mejorar la gobernabilidad y reducir la pobreza.

Si bien elogiaron las medidas tomadas por las autoridades para mejorar el desempeño macroeconómico, sin detallarlas, y aplaudieron la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal por parte de la Asamblea Legislativa, reiteraron que ante el alto nivel de la deuda pública y las elevadas necesidades de financiamiento, las autoridades deben adoptar medidas fiscales para 2019-2020 que encaucen la deuda por una trayectoria firmemente descendente.

Este ajuste, indicaron, debe hacerse de una manera "amigable al crecimiento, que no afecte adversamente los resultados sociales", y destacaron la importancia de mejorar la recaudación de ingresos y la administración tributaria.

El reporte destaca que hubo esfuerzos por mejorar el clima de negocios y la competitividad, pero señalaron que el crecimiento potencial del país podría incrementarse más aumentando la inversión en infraestructura pública, por ejemplo a través de asociaciones público-privadas, mejorando la seguridad, eliminando barreras al comercio internacional y la inversión, y reduciendo la informalidad y las diferencias de género en la participación en la fuerza laboral.

Tags:

  • Bukele
  • FMI
  • Ajuste Fiscal

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines