Lo más visto

Más de Economía

Advierten que el déficit fiscal se profundizaría en 2019

El país había comenzado a reducir la brecha, pero este año el gasto corriente aumentó más, dice FUSADES.

Enlace copiado
Gasto corriente.   FUSADES señala que  el gasto corriente, en gran parte por las remuneraciones, explica el déficit fiscal.

Gasto corriente. FUSADES señala que el gasto corriente, en gran parte por las remuneraciones, explica el déficit fiscal.

Enlace copiado

El déficit fiscal, es decir, la diferencia entre los ingresos y los gastos del Gobierno, se había ido reduciendo; no obstante, un aumento en el gasto corriente, que incluye la compra de bienes y servicios y el pago de salarios, ha hecho que esta tendencia cambie, de acuerdo con la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

En 2017, el déficit presentó una contracción importante de $118.1 millones, pasando de 3.1 % del PIB en 2016 a 2.5 % en 2017. Esto se debe también a que el Gobierno tuvo ingresos extraordinarios, tales como la asignación del espectro radioeléctrico, la recuperación de la recaudación, proveniente de contribuyentes con títulos de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), por $28.8 millones, entre otros. Además del alivio por la reforma de pensiones.

FUSADES señala que el déficit fiscal a septiembre de 2018 se amplió, cambiando la tendencia que se había observado desde 2014. El Gobierno pasó de un déficit de 2.5 % del PIB en 2017, a 2.7 % del PIB en 2018, pero "lo más preocupante es que se espera un déficit de 3.7 % en 2019, lo que es contrario a lo estipulado en la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF).

"La razón principal del incremento está relacionada con un ascenso en el gasto corriente que no tiene que ver con interés y que no tiene que ver con pensiones. Este año ese gasto ha aumentado 11 %, son $350 millones, y el año pasado había aumentado 2 %", explicó José Andrés Oliva, investigador de FUSADES.

Mientras que Luz María Serpas, también de FUSADES, cuestionó que el peso del Gobierno en cuanto a personal ha aumentado, pero esto no se ha reflejado en una mejora significativa de los servicios públicos.

Asimismo, FUSADES señaló que la no implementación de una metodología de presupuesto por resultados por el Ministerio de Hacienda dificulta una buena evaluación de la ejecución de los fondos.

Por su parte, José Andrés Oliva señaló que el Gobierno está postergando las medidas de ajuste fiscal para 2022 y que esto deja insostenibles las finanzas.

Para FUSADES, no se cumplió con la LRF que estipula un ajuste de 3 puntos porcentuales para el período de 2017 a 2019, esto a causa de más gasto corriente, no de pensiones.

De no hacer lo suficiente, la deuda seguirá creciendo cuando ya de por sí se debe pagar $2,457.7 millones entre 2019 y 2024.

Lee también

Comentarios