Lo más visto

Agricultores piden a GOES compense ante alza a salario

la Mesa Agropecuaria se reunió ayer para analizar la problemática del sector. Enviarán una carta al presidente de la República para exponer sus costos.
Enlace copiado
Agricultores piden a GOES compense ante alza a salario

Agricultores piden a GOES compense ante alza a salario

Agricultores piden a GOES compense ante alza a salario

Agricultores piden a GOES compense ante alza a salario

Enlace copiado
La Mesa Agropecuaria e Indígena pedirá a la Presidencia de la República que aplique medidas compensatorias en favor de los productores agrícolas salvadoreños. Los dirigentes de la organización se reunieron ayer para discutir los problemas que enfrenta el sector. Uno de los aspectos abordados fue cómo el aumento del salario mínimo modificará sus costos de producción, aunque aclararon que no están en contra de que los trabajadores del campo reciban una mejor paga. Según los representantes, en algunos casos ya se venía pagando más del mínimo.

En diciembre pasado, el Consejo Nacional de Salario Mínimo aprobó que el salario agropecuario pasara de $118.28 a $200. En la recolección de las cosechas de café se subió de $129 a $200 el salario, y para la recolección de la caña de azúcar se pagará $224 en lugar de $109.20. Según los decretos, el aumento debe aplicarse desde este mes.

En la reunión, Aquilino Díaz, representante de los productores de piña, cacao y cafetaleros de La Paz, manifestó que el aumento “es justo, pero tenemos que salvar nuestra comida” y contrastó que el salario depende también de los precios. Opinó que el aumento debió ser escalonado.

José Luis Alfaro, de la Asociación de Riego Lempa-Acahuapa, mencionó que desde antes pagaban el nuevo salario mínimo por los dobles turnos. “Los verdaderos productores buscamos alternativas, vamos a respetar la ley. La única salvación es un incentivo por quintal, desde cacao, café, maíz”, dijo sobre su situación.

Guadalupe Erazo, coordinadora del frente social por un nuevo país, sugirió pedir a través de la banca estatal una reunión al gobierno central para hacer una “evaluación sobre compensaciones al sector productivo organizado para pagar el salario mínimo sin que el sector se venga abajo”.

Juan Francisco Amaya, de la zona de Lempa-Acahuapa, llamó al Gobierno a no “abandonar a los pequeños agricultores”. En su caso dijo pagar con gusto el salario mínimo estipulado, pero señaló: “Ahorita estamos $5 por dos o tres horas y ahora le apliquen la ley del trabajo de ocho horas por los $8 van a salir más jodidos todavía porque les va a salir un dólar por hora”. Un factor que dijo que se debe de tomar en cuenta es el costo por arrendar la tierra.

El número de horas que trabajarán los jornaleros fue un punto de discusión. Mientras algunos dijeron que los trabajadores ya no trabajan ocho horas en el campo, otros sostenían que sí hay disposición del campesino para trabajar las ocho horas.

Otra de las preocupaciones que manifestaron los agricultores es el “desbalance” entre lo que cuesta producir los granos y los precios que finalmente obtienen al vender sus productos en el mercado.

Por ejemplo, calcularon que en la actualidad producir un quintal de maíz cuesta $18.25, pero este se vende a $11; el quintal de frijol cuesta $48 y se vende a $40; producir un quintal de café cuesta $95 y se comercializa a $80. Este costo no incluye aún el aumento al salario mínimo, por lo que la pérdida es mayor.

“Los precios que existen en los mercados no son acordes con los costos de producción. El Estado tendría que hacer una medida compensatoria”, apuntó Mateo Rendón, presidente de la Mesa Agropecuaria. Los representantes de las organizaciones recomendaron la creación de centros de acopio de granos.

Análisis con la banca

En la reunión participaron, además, delegados de bancos estatales como el BFA y el Banco Hipotecario, que escucharon las preocupaciones de los productores respecto a la deuda del sector y las nuevas políticas de financiamiento que deberán tomar en cuenta con respecto al aumento del salario mínimo.

Explicaron que las líneas gruesas serán dictadas por el Banco de Desarrollo (BANDESAL).

“Esperamos que haya una plática (con el Gobierno) y se creen medidas compensatorias. Una medida podría ser que el Estado compre y venda los insumos a los productores”, dijo Rendón.

Crear una reserva estratégica de granos es otras de las propuestas.

La Mesa Agropecuaria enviará en los próximos días una carta al presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, en la que explican cómo están sus costos.

Además, acordó conformar un comité entre los representantes de los bancos estatales y los dirigentes de cada sector agrícola y agropecuario para evaluar los costos en la producción agrícola –incluyendo el alza al salario mínimo– y la política crediticia de los bancos estatales.

Lee también

Comentarios