Alemania creció 1.5 % en 2014

La mayor economía europea había logrado un reducido crecimiento del 0.1 % en 2013, según la oficina de estadísticas.
Enlace copiado
Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Alemania creció 1.5 % en 2014

Enlace copiado
Alemania creció un 1.5 % en 2014, el mejor dato en tres años, gracias a la fuerza de la demanda interna y pese a las tensiones internacionales, según la primera estimación publicada ayer por la Oficina Federal de Estadísticas.

La mayor economía europea había logrado un reducido crecimiento del 0.1 % en 2013, después del 0.4 % de 2012. Los datos provisionales de 2014 son también mejores de los esperados por el Gobierno, que contaba con un crecimiento del 1.2 %.

“La economía alemana logró por lo visto afirmarse en un entorno económico mundial difícil y beneficiarse sobre todo de una fuerte demanda interna”, resumió el director de la oficina de estadística, Roderich Egeler, al presentar los datos en Berlín.

Además del consumo, también contribuyeron al crecimiento la buena marcha de las exportaciones, la inversión y un mercado laboral con una forma envidiable que mantiene el desempleo en un 6.7 % y niveles de ocupación récord.

Sin embargo, 2014 no estuvo libre de sustos para la locomotora europa. El año comenzó con un fuerte crecimiento del 0.8 % en el primer trimestre, seguido de una contracción del 0.1 % en el segundo, en parte por el efecto de las tensiones con Rusia en Ucrania y la situación en Irak y Siria.

En el tercer trimestre, Alemania esquivó por poco la recesión con un crecimiento del 0.1 % e inició tras el verano (boreal) una recuperación que continuó en los últimos tres meses del año.

Todos esos factores auguran un 2015 favorable para la economía alemana. La baja inflación y la caída de los precios del petróleo estimulan el ya buen nivel de consumo, mientras que el euro barato favorece las exportaciones y el superávit da margen para más inversión y menor presión impositiva (tributos). El clima de consumo está en su mejor nivel desde hace ocho años.

Lee también

Comentarios

Newsletter