Lo más visto

Analizan sostenibilidad del sector azucarero

El Salvador es la sede de la reunión del Consejo Internacional del Azúcar, que integra a 87 países.
Enlace copiado
Analizan sostenibilidad del sector azucarero

Analizan sostenibilidad del sector azucarero

Analizan sostenibilidad del sector azucarero

Analizan sostenibilidad del sector azucarero

Congreso.  En el país se realiza la reunión del Consejo Internacional del Azúcar.

Congreso. En el país se realiza la reunión del Consejo Internacional del Azúcar.

Participantes.  El consejo tiene dos sesiones al año y está compuesto por 87 países.

Participantes. El consejo tiene dos sesiones al año y está compuesto por 87 países.

Enlace copiado
Ayer inició la 51.ª reunión del consejo de la Organización Internacional del Azúcar (OIA), que integra a 87 países que están involucrados en el mercado de producción de azúcar.

Entre los temas que se abordaron está la sostenibilidad a largo plazo de la agroindustria.

“En el tema de sostenibilidad estamos trabajando toda una estrategia para que toda la cadena de valor de la industria, comenzando desde los cañicultores, para ver cómo ser sostenibles en el tiempo y prepararnos para un futuro”, explicó Tomás Regalado, presidente de la Fundación del Azúcar (FUNDAZUCAR).

El ministro de Economía, Tharsis López, agregó además que hay una estrategia para implementar incentivos a los productores que entreguen la caña verde y así reducir las quemas.

Tomás Regalado explicó que esta medida podría ser un excelente incentivo, puesto que solo el 10 % de la caña se corta en verde.

Siempre como parte de las iniciativas que fortalezca la sostenibilidad del sector, el presidente de FUNDAZUCAR agregó que se están haciendo esfuerzos para reemplazar el riego tradicional por técnicas más eficientes y que ahorran más agua, como el goteo y la aspersión.

Además, se está promoviendo el uso responsable de agroquímicos para evitar la contaminación y la erosión.

La OIA es un organismo miembro del sistema de las Naciones Unidas, que busca mejorar las condiciones del mercado internacional del azúcar a través de estudios especializados, generación de estadísticas y eventos internacionales de capacitación.

La organización internacional está compuesta por 87 países que a escala mundial representan el 87 % de la producción del azúcar, 68 % del consumo, 92 % de las exportaciones y 39 % de las importaciones, de acuerdo con el MINEC.

Según cifras oficiales, la industria azucarera de El Salvador genera cerca de 50,000 empleos directos y más de 180,000 indirectos, los envíos de azúcar al exterior representan 4.2 % de las exportaciones totales y sus aportes a la economía equivalen al 2.6 % del Producto Interno Bruto.

Actualmente El Salvador preside este organismo, cuya reunión fue inaugurada por el vicepresidente, Óscar Ortiz; el ministro de Economía, Salomón López; y el director ejecutivo de OIA, José Orive.

Debate local por bagazo

El Ministerio de Economía (MINEC) informó que los sectores representados en el Consejo Salvadoreño de la Agroindustria Azucarera (CONSAA) ya llegaron a un acuerdo para los términos de referencia para licitar el estudio, que incluirá el uso del bagazo para generar energía eléctrica.

Actualmente, las ganancias generadas por el azúcar y la melaza se reparten en 54.5 % para los productores de caña y, en 45.5 % para los ingenios azucareros. Sin embargo, la Ley de la Producción, Industrialización y Comercialización de la Agroindustria Azucarera de El Salvador establece, en el artículo 39, que se debe realizar un “estudio técnico anual sobre producción, autoconsumo industrial y comercialización del azúcar y miel final, y de los costos y descuentos a aplicar a los ingresos brutos para fines del cálculo de los porcentajes respectivos”.

El ministro de Economía admitió que desde 2001, que se creó la ley, jamás se ha hecho el estudio.

Mario Salaverría, presidente de la Asociación Azucarera de El Salvador, explicó que la venta se hace por la caña de azúcar y eso incluye el sobrante que queda después de proceso industrial.

“Es como que ustedes venden el periódico, yo lo compro y si pasa por mi casa alguien que compra periódico para reciclar, yo se lo puedo vender o se lo puedo regalar, pero el dueño del periódico no me puede decir a mí que le tengo que dar ingresos del periódico que le vendí a un reciclador”, explicó.

“Nosotros hemos pagado una materia prima y ahora quieren que les paguemos el bagazo que ya está pagado bajo el contrato con el productor, es como si pagáramos dos veces”, agregó Salaverría.

En esa línea, el presidente de la gremial azucarera argumentó que la disputa por el bagazo genera inseguridad jurídica a la libre contratación, pero que el sector tiene el respaldo legal en los contratos de venta de caña de azúcar. Además, reiteró que son los ingenios, y no los cañeros, quienes han hecho las inversiones en las plantas de generación de energía con biomasa.

No obstante, los planes para realizar el estudio siguen en marcha por parte del Ejecutivo. El ministro de Economía explicó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) no pudo hacer el estudio porque la ley manda a que se realice una licitación.

El año pasado se conoció que esta organización iba a encargarse de la investigación y que seguramente estaría lista en abril de 2017.

Según López, las bases para el estudio incluirán temas como los costos de producción versus los beneficios y la diversificación, la utilización del bagazo para generar energía eléctrica, que permite a los ingenios sostener su propio consumo y vender los excedentes.

La adjudicación del estudio se realizará por medio de una subasta inversa en la Bolsa de Productos y Servicios (BOLPROS).

Hay dos empresas interesadas: una de Brasil y la otra del Reino Unido. De acuerdo con el funcionario, los resultados podrían estar listos en octubre. El proceso ha sido acompañado por la Organización Internacional del Azúcar (OIA).

Según Luis Bettaglio, director ejecutivo de la Asociación de Productores de Caña de Azúcar (ASPROCAÑA), la venta de energía ha generado $40 millones a los ingenios en la última zafra. El cañero señala que no basta con la inclusión de los ingresos por generación de energía en las bases del estudio, ya que se tendría que reformar primero la ley.

“Así como está redactado ahorita, el estudio va a analizar los ingresos como la ley dice del azúcar y la miel final, pero estamos dejando fuera el petróleo salvadoreño que está generando riqueza”.

Propone que de los ingresos de la venta de energía, la repartición se haga una vez que los ingenios hayan amortizado la inversión para generar electricidad.

Bettaglio dijo que en otros países no se reparten los ingresos porque la producción no está atomizada, sino que los ingenios controlan todo el proceso.

Juan Carlos Mira, presidente de la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia (ASOCAÑA), explicó que en su país el sector se ha diversificado y genera la energía eléctrica equivalente al consumo de un millón de hogares. “Es un negocio de los ingenios, lo importante es que la industria se autoabastece y los excedentes los vende a las redes”, apuntó. En ese país, el 25 % de la caña la producen los mismos ingenios, el resto no.

Tags:

  • azúcar
  • ingenios
  • caña
  • energía
  • CONSAA
  • FAO

Lee también

Comentarios