Anteproyecto de soberanía alimentaria vulnera la libertad

FUSADES dice que la propuesta de ley que se discute podría quitar el derecho individual a las personas de decidir qué consumir y cultivar.
Enlace copiado
Consumo.  El tanque de pensamiento sugiere que los productores y consumidores sean empoderados para que puedan tomar las mejores decisiones sobre qué alimentos cultivar y digerir.

Consumo. El tanque de pensamiento sugiere que los productores y consumidores sean empoderados para que puedan tomar las mejores decisiones sobre qué alimentos cultivar y digerir.

Anteproyecto de soberanía alimentaria vulnera la libertad

Anteproyecto de soberanía alimentaria vulnera la libertad

Enlace copiado
El anteproyecto de ley de soberanía y seguridad alimentaria y nutricional que se discute en la Asamblea Legislativa vulnera las libertades de los consumidores y de las empresas. Si se aprueba como está, podría obstaculizar el desarrollo económico, asegura la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), que elaboró un análisis sobre la propuesta.

La ley, según consigna el anteproyecto, tiene como objetivo establecer un marco normativo que garantice el derecho humano a la alimentación adecuada.

A juicio de FUSADES el documento debe continuar en discusión, para evitar que la ley caiga en ilegalidades y violaciones a los derechos constitucionales.

La economista agrícola Amy Ángel detalló que una de las principales preocupaciones en el marco de la discusión es la definición y el enfoque que podría darse sobre soberanía alimentaria.

Para El Salvador, la soberanía alimentaria engloba a la agricultura agroecológica y a la agricultura familiar que practican una gran cantidad de productores del país.

Según FUSADES, el problema inicia cuando todas las definiciones se quieren unir en un mismo cuerpo normativo y se busca dar todas las atribuciones sobre el tema al Gobierno.

Al tanque de pensamiento le surge la inquietud y preocupación sobre quién sería nombrado como el “soberano”. La interpretación de la fundación sobre el anteproyecto apunta a que se busca entregar facultades al Gobierno para que tome las riendas sobre qué alimentos deben ser producidos en el país, el mecanismo de cómo hacerlo y que también haga sugerencias de consumo.

Las investigadoras de FUSADES sostienen que esto coartaría la libertad de tomar decisiones.

Lo más recomendable, sugiere FUSADES, es empoderar a los productores y consumidores para que tomen las mejores decisiones.

“En la manera en que el Gobierno usurpa las decisiones productivas y de consumos estamos cortando las libertades individuales.... Estamos con el peligro de que es el Gobierno el que decide, quien tome esas decisiones, entonces estamos en un terreno resbaladizo cuando tratamos de legislar sobre la soberanía alimentaria”, dijo la economista agrícola.

El mayor obstáculo que tienen los salvadoreños para tener acceso a alimentos con los nutrientes que necesitan es la falta de dinero, por la situación financiera del país.

FUSADES afirma que el crecimiento económico y la creación de empleos fijos son las políticas que garantizarían a las personas el acceso a los productos de consumo básicos. En la actualidad, según las proyecciones de los analistas y tanques de pensamiento, la economía salvadoreña se encuentra estancada y ha crecido solo 1.7 %.

En el proyecto de ley el tanque de pensamiento también encontró duplicidad de esfuerzos de instituciones públicas e inconstitucionalidades.

Investigadoras de la fundación recomiendan al Estado actualizar las estadísticas para conocer la situación nutricional de la población y adoptar políticas que beneficien a los agricultores de la zona rural.

Las analistas concluyen que la ley debe ser un complemento para fortalecer el trabajo que ya hacen otras instituciones.

Tags:

  • soberania
  • alimentaria
  • libertad
  • soberano
  • asamblea

Lee también

Comentarios

Newsletter