Aprueban ampliar aplicación de la Ley Especial de APP

Esto permite que el sector privado pueda diseñar, construir y mantener proyectos de infraestructura en salud, educación y seguridad.
Enlace copiado
Aprueban ampliar aplicación de la Ley Especial de APP

Aprueban ampliar aplicación de la Ley Especial de APP

Enlace copiado

Los diputados de la Asamblea Legislativa (AL) aprobaron, en la penúltima sesión plenaria de 2017, reformas a la Ley Especial de Asocios Públicos y Privados, para que esta modalidad de contratos se pueda ampliar más los ámbitos de aplicación de los Asocios Público-Privados (APP). Para el director ejecutivo de FOMILENIO II, William Pleites, esta es una buena noticia porque considera que ayudará a mejorar los niveles de inversión en El Salvador. Además, consideró que con esto se despeja la duda respecto a que los APP son sinónimo de privatización.

Según el directivo de FOMILENIO II, los APP son una herramienta que han usado varios países en el mundo para aumentar sus niveles de inversión. “En el caso de El Salvador, es un país que históricamente ha mostrado niveles bajos de inversión pública y privada”, agregó.

Pleites mencionó que el Gobierno de El Salvador (GOES), a través del Ministerio de Economía (MINEC), envió a la AL una propuesta de reforma a la Ley Especial de APP. “Esto fue justamente por la confusión que había de si los APP son sinónimos de privatización”, agregó.

En pocas palabras, lo que se logró con la reforma es incluir la posibilidad de que empresas privadas puedan diseñar, financiar, construir, operar y mantener proyectos de infraestructura de salud, educación, seguridad y agua potable (este último con algunas excepciones). Sin embargo, la prestación de los servicios de estos ámbitos mencionados siempre estará a cargo del Estado salvadoreño.

“Una diferencia crucial entre privatización y APP es que en la privatización los activos pasan al privado y los pierde el Estado, mientras que en los APP los activos siguen siendo propiedad del Estado”, explicó el asesor de políticas públicas de FOMILENIO II Carlos Acevedo.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Luis Cardenal, ve con buenos ojos dicha reforma. “Esperamos que con esta modificación se abran algunas oportunidades y se despierte interés en inversionistas para venir a invertir en áreas donde el Gobierno no tiene los suficientes recursos... Sin embargo, como toda ley y atracción de inversión dependerá de la confianza que genere el Gobierno”.

“En ese sentido, al Gobierno le hace falta dar un paso hacia adelante. Ojalá esto sea el cambio de esa actitud (del Gobierno) para que podamos atraer la inversión que el país tanto necesita. Con esto se está saltando una barrera que tiene el FMLN al pensar que cualquier intervención del sector privado es equivalente a privatización, y que ellos lo que toman como algo negativo”, agregó Cardenal.

Asimismo, el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL), Federico Hernández, dijo que el sector privado puede contribuir a dotar a los sistemas públicos de una infraestructura adecuada. “La reforma es bienvenida, sobre todo si se toma en cuenta las evidentes carencias que existen en el Estado”, añadió.

“Después de la posición que tenía el FMLN, creo que es un paso para hacer ver que eso no es privatización. Este es un paso para no seguir haciendo inversiones solo a puro préstamo porque eso es insostenible”, sostuvo el diputado de GANA Francis Zablah.

Proyectos de APP en marcha

William Pleites detalló que el GOES le hizo una solicitud a la Corporación Reto del Milenio que le apoyara para poder identificar la viabilidad de impulsar APP en varios proyectos. Uno de ellos era el aeropuerto de Ilopango, la terminal de carga del Aeropuerto Internacional, un parque tecnológico en Zacatecoluca y la iluminación y videovigilancia de los 140 kilómetros alrededor del AMSS.

El directivo sostuvo que han hecho estudios de prefactibilidad para cada uno de los cuatro proyectos mencionados. “Los estudios han señalado que dos tienen resultados positivos e indican la factibilidad de poder estructurar APP. Estos son la terminal de carga del aeropuerto y el proyecto de iluminación y videovigilancia alrededor del AMSS”, agregó.

Acevedo explicó que estos dos proyectos se consideran autosostenibles, es decir, que los análisis de prefactibilidad señalan que estos generan suficientes ingresos para cubrir los costos de operación y los costos de inversión inicial.

“Estos estudios son para determinar si es conveniente o no un APP, o si es mejor la construcción tradicional de parte del Estado. Los dos proyectos aprobados ya van avanzados. El de la terminal de carga ya pasó las pruebas del modelo financiero, el valor por dinero y el análisis costo-beneficio”, aseguró Acevedo.

Lee también

Comentarios

Newsletter