Publicidad

Más de Economía

Aumento en gasto casi cuadriplica ahorro de reforma de pensiones

La reforma de pensiones permitió ahorrar $77.6 millones, pero el Gobierno aumentó el gasto en $375.7 millones en primer semestre de este año.
Enlace copiado
Se acerca la fecha en que Hacienda tiene que presentar a la Asamblea Legislativa una propuesta para el presupuesto de 2019. Foto de archivo.

Se acerca la fecha en que Hacienda tiene que presentar a la Asamblea Legislativa una propuesta para el presupuesto de 2019. Foto de archivo.

Enlace copiado

La reforma de pensiones tenía que dar un alivio a las finanzas del Estado y, efectivamente, en los primeros seis meses esta le permitió al Gobierno ahorrar $77.6 millones. Aun así el déficit casi se triplicó, esto se debe a que el Estado incrementó el gasto de otras partidas, lo que la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) considera peligroso, pues 2019 podría ser un año de menos ingresos.

FUSADES señaló que, aunque la reforma trajo un ahorro al Estado, solo en los primeros seis meses, este incrementó el gasto de otras partidas en $375.7 millones. Al restar lo que se logró ahorrar con lo que subió el gasto, el resultado es de $298.1 millones.

El déficit fiscal, o sea, la diferencia entre los ingresos y los gastos del Estado, sumó $121.3 millones en los primeros seis meses del año, casi cuatro veces los $42.4 millones del mismo período de 2017. Para Luz María Serpas, economista de FUSADES,  el déficit podría resultar el final del año de un tamaño de 3.1 % de la economía, medida como el Producto Interno Bruto (PIB), más que lo que se había planteado antes.

Esto es grave pues al gastar de más, el país necesita prestar más cuando la deuda ya llegó al 71.6 % del PIB a diciembre de 2017, y siendo El Salvador un país dolarizado, debería mantener una deuda más baja. 

José Andrés Olivia, también de  FUSADES, explicó que el estar en un año preelectoral también implica más gasto, pues han estudiado las cifras desde 1995 y antes de una elección presidencial o legislativa la recaudación de impuestos crece en promedio un punto porcentual menos, mientras que el gasto aumenta en 1.4 puntos más.

El investigador agregó que esto se debe a que se gasta más para hacer ver las obras y dar incentivos, y también se anuncian menos impuestos, lo que hace menor la recaudación. El problema es que con una deuda tan alta, el impacto del ciclo electoral se hace más grave.

Desde las elecciones legislativas pasadas, el Ejecutivo lanzó el Plan 10, con una serie de proyectos para los últimos meses, lo que ha incluido un incremento en la partida de subsidios. De hecho, las “transferencias” son $93.4 millones mayores que las del primer semestre de 2017; el pago de intereses (de deuda) también subió en $80 millones hasta $482.3 millones. Ambos incrementos son mayores al ahorro que dejó la reforma al sistema de pensiones.

FUSADES destacó que la inversión pública también incrementó en $77.5 millones. La inversión sí debe ser una apuesta del país, pero se tendrían que aprovechar los asocios público-privados, según ambos analistas.

El Salvador tendría que estar en un proceso de “consolidación fiscal”, es decir, llegar a un punto más equilibrado entre sus gastos e ingresos; pero en lo que va del año se ha alejado más.

Para los economistas de FUSADES, el próximo año podría ser aún peor si no se corrige la tendencia. Esto se debe a que 2018 tiene la particularidad de que el Ministerio de Hacienda impulsó una amnistía fiscal, lo que le permitió recaudar mucho más dinero que lo que se había previsto.

Además, la Sala de lo Constitucional ya declaró ilegal el Impuesto a las Operaciones Financieras (IOF), lo que significa que el otro año el Estado perderá una fuente de ingresos de alrededor de $85 millones.

De hecho, se acerca la fecha en que Hacienda tiene que presentar a la Asamblea Legislativa  una propuesta para el presupuesto de 2019. Este debe incluir todos los gastos pues así lo determinó una sentencia de la Sala de lo Constitucional. 

En años anteriores los planes de gastos dejaban partidas sin financiamiento, como el caso del subsidio a la energía eléctrica de los hogares y el pago a los fondos de pensiones el año pasado.

Serpas enfatizó en que el Estado tendría que resolver temas pendientes antes, como la reforma a la Ley de Responsabilidad Fiscal, para actualizar las metas que establece, pues cuando el Banco Central de Reserva (BCR) actualizó la forma en la que se mide la economía, algunos indicadores cambiaron. 

Asimismo, señaló que es importante cambios en la Ley de la Administración Financiera Institucional para que el presupuesto pueda hacerse con base en resultados. Además de la deuda que se debe reestructurar.

Tags:

Lee también

Comentarios