Lo más visto

Más de Economía

Baja inversión pública frenó la economía en 2017

La inversión ejecutada por entidades públicas se contrajo este año. Según el Banco Central de Reserva (BCR) si esto no hubiera ocurrido, la economía salvadoreña podría haber crecido 2.8 %.
Enlace copiado
Baja inversión pública frenó la economía en 2017

Baja inversión pública frenó la economía en 2017

Enlace copiado

El Salvador habría crecido 0.4 % más si la inversión pública programada para este año se hubiera ejecutado como estaba previsto. El Banco Central de Reserva (BCR) reafirmó ayer que la economía salvadoreña crecerá a una tasa de 2.4% en 2017 con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) durante su último informe del año.

Sin embargo, como desde hace algún tiempo ubicó esta proyección en una banda donde lo que menos podría crecer la economía es 1.9 % y un máximo de 2.8 %.

“Hemos hecho simulaciones previendo que la inversión pública cierre este año a menos 6%. Eso implica que la economía salvadoreña dejó de percibir cuatro décimas en el crecimiento económico. Si la inversión pública hubiera tenido una evolución positiva estaríamos anunciando hoy (ayer) una tasa de crecimiento de 2.8 %”, destacó el presidente del BCR, Óscar Cabrera.

Según el BCR, la inversión bruta del Sector Público No Financiero (SPNF) se contrajo un 9.1 % entre enero y noviembre de este año con un monto de $591.9 millones.

En octubre, la contracción fue de 12.1 %. “Es interesante que se ha venido recuperando en casi tres puntos porcentuales respecto al dato de inversión que era al mes de octubre. Solo nos hace falta diciembre y recordemos que es cuando hay pagos a la inversión, entonces, probablemente la caída en cuanto a la inversión va a ser mucho menor”, vaticinó el funcionario.

Durante el informe, el funcionario explicó que para estimar la tasa de crecimiento del 2.4 % para este año manejaron una inversión pública de -6 %. “Si no hubiéramos tenido un decrecimiento del 6 % proyectado en la inversión pública esta economía estaría creciendo cuatro décimas más”, reiteró.

En 2016, la inversión pública fue de $705.39 millones, según el Ministerio de Hacienda (MH). Esta cantidad fue el 66 % de la meta esperada, que era de $$1,064.6 millones.

La inversión pública es el dinero que se dirige a impulsar obras como puentes, nuevos edificios, ampliaciones de centrales de energía y se distingue de otros gastos porque contagia de actividad al sector privado.

“Si la inversión pública hubiera tenido una evolución positiva estaríamos anunciando hoy (ayer) una tasa de crecimiento de 2.8 %”.
Óscar Cabrera,  presidente del Banco Central de Reserva

Hace dos semanas, la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE) estimó que la economía salvadoreña crecerá entre 2 % y 2.3 % en 2017. De acuerdo con FUNDE, las exportaciones se recuperaron de la caída que experimentaron en 2016, pero sin alcanzar los niveles logrados antes de la crisis de 2009, y El Salvador es el país que menos Inversión Extranjera Directa (IED) atrae en la región.

De acuerdo con el BCR, la IED cerrará 2017 con $436.1 millones en sectores como el de energía, comercio y agropecuario, entre otros.

¿Qué impulsó la economía?

De acuerdo con el BCR, entre los factores que favorecieron el 2.4 % de crecimiento proyectado están el dinamismo de la economía de Estados Unidos, principal socio comercial del país; a escala interna el crecimiento de sectores como el agropecuario (3.2 %), la industria manufacturera (2.3 %), la construcción (2.9 %), el sector financiero (2.8 %), entre otros. El consumo de los hogares es otro de los estímulos que recibe la economía.

El presidente del BCR agregó otra variable: la productividad laboral, es decir, la producción entre el numero de trabajadores del país. En la industria manufacturera la productividad es de $4,831 por trabajador. En el sector de servicios la productividad es de $3,426.

“Es la demanda interna la que está explicando el crecimiento”, afirmó Cabrera.

Para 2018, el BCR estimó que la economía crecerá 2.5 %; sin embargo, mostró su preocupación por los efectos que la falta de aprobación del presupuesto del próximo año tendría en la economía.

Otros riesgos para la economía local serán los aumentos de las tasas de interés de Estados Unidos, lo que incidirá en un aumento en el costo del financiamiento a escala local, el aumento en el precio de las materias primas y un mayor proteccionismo en el comercio y las decisiones migratorias de Estados Unidos por su incidencia en las remesas.

A escala interna, Cabrera insistió en que es necesario lograr acuerdos políticos para restablecer la credibilidad de país.

“No podemos continuar con una calificación de riesgo de triple C, a pesar de que la semana pasada Standard & Poor’s haya mejorado la perspectiva de estable a positivo, a pesar de que con Fitch Ratings tengamos una calificación B-, tenemos que continuar fortaleciendo los acuerdos políticos en la Asamblea Legislativa”, aseveró el presidente del BCR. Sus proyecciones van en línea con los organismos internacionales, concluyó.

$436
 millones es la Inversión Extranjera Directa neta recibida por El Salvador hasta septiembre pasado, según el BCR.
$13
 mil 428 millones es la liquidez que presentaba la economía salvadoreña hasta noviembre pasado, de acuerdo con el informe del Banco Central de Reserva. Esta creció 1 % interanual.
$1,735
 millones son los anuncios de inversión privada que ha contabilizado el BCR para este año en el país. La mayor parte de inversión está concentrada en el sector de las comunicaciones.

Lee también

Comentarios