Lo más visto

Bajó la producción de maíz y frijol en 2016

Las estadísticas del Ministerio de Agricultura muestran que los resultados de las últimas tres cosechas son menores en producción de quintales y en el rendimiento por manzana.
Enlace copiado
Enlace copiado
Las cosechas de maíz y frijol durante las últimas tres cosechas muestran el efecto que tienen las variaciones extremas del clima sobre la actividad agrícola, y cómo El Salvador todavía tiene un desafío para garantizar la autosuficencia en los alimentos más básicos, además de satisfacer las demandas de exportación. Los datos provienen de las estadísticas del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Desde la cosecha 2012/2013 de maíz hasta la 2015/2016, la producción de maíz ha caído en 4.7 millones de quintales, de acuerdo con los anuarios del MAG. Es decir, pasó de 20.37 millones de quintales a 15.63 millones de quintales. Durante ese período, la caída ha sido constante y coincide con las secuelas de la depresión tropical 12-E y dos años con largos períodos de sequía.

El MAG también reporta un menor rendimiento de la tierra, o producción de quintales por manzana. Por ejemplo, en la 2012/2013 el rendimiento para maíz era de 50.2 quintales por manzana (qq/mz) en promedio y para la temporada 2015/2016 bajó a 38.7 qq/mz. Esto es un cambio de 12 qq/mz menos.

El maíz blanco es el cultivo más extendido en el país y uno de los alimentos más consumidos. La harina preparada con este cereal es, además, uno de los productos estrella que las empresas venden a Estados Unidos bajo los beneficios del CAFTA.

El frijol, uno de los granos más apreciados en los hogares y la industria, también muestra una caída en el desempeño, pero en comparación con el maíz sí ha tenido años buenos y años menos buenos.

Para la cosecha 2012/2013, el MAG reportó 2.4 millones de quintales de frijol y luego para la 2015/2016 fueron 2.1 millones de quintales.

No obstante, al parecer la temporada 2014/2015 fue excepcional para este cultivo y el MAG registró un total de 2.6 millones de quintales, casi el total de consumo interno de frijol.

El rendimiento de esta planta estuvo en 15.1 qq/mz promedio, pero hacia el ciclo 2015/2016 bajó a 13.1, según el informe oficial.

Una particularidad en El Salvador es que la población consume más la variedad roja del frijol, que es más grande y suave luego de cocerla en sopa. Países como Guatemala prefieren el negro, más pequeño.

El maicillo, conocido también por sorgo, tuvo un comportamiento más parecido al maíz. En la cosecha 2012/2013 los productores obtuvieron tres millones de quintales y en la temporada que cerró de 2016 terminaron con 2.3 millones de quintales.

En cuanto al rendimiento de la tierra, el sorgo había subido hasta 26.5 qq/mz en promedio durante 2015 y luego cayó hasta 19.2 qq/mz. El año pasado los agricultores enfrentaron pérdidas debido al pulgón amarillo, una plaga que puede echar a perder la totalidad de la producción, si no se combate a tiempo.

El sorgo sirve para la elaboración de concentrado de animales y se combina con forraje o con otro tipo de alimentos como soya. El sorgo es uno de los productos que está dentro del convenio entre productores e industriales, que surgió como mecanismo de compra directa y apoyo a la cosecha nacional. También están el maíz y el arroz.

El cambio climático provocó pérdidas estimadas en $486 millones para la actividad agropecuaria, según el MAG. Las lluvias fuera de temporada, el aumento en la temperatura y plagas adaptadas a estas variaciones causan serios daños a los productores, que deben invertir en mejor tecnología.

Ocho de cada 10 productores en el país son considerados agricultores de subsistencia; es decir, más de la mitad de su cosecha se destina para el consumo del hogar y solo si hay excedente venden.
 

Tags:

  • maiz
  • frijol
  • sorgo
  • maicillo
  • arroz
  • MAG
  • cosechas
  • cereales
  • granos basicos
  • seguridad alimentaria

Lee también

Comentarios